El Dr. Antonio de Lacy operando un cáncer de recto

La cura del cáncer de recto

La TaTME es una técnica de cirugía colorrectal de vanguardia desarrollada por el Dr. Antonio de Lacy en 2009 y se considera globalmente como el estándar para la cura del cáncer de recto.

El cáncer de colon es la proliferación de células malignas en el colon, una zona muy propicia para el desarrollo de un cáncer, ya que acumula sustancias de desecho, siendo el cáncer que representa el tercero en frecuencia entre los hombres y el segundo entre las mujeres en países desarrollados.

Sus causas también están determinadas por genética, estilo de vida sedentario y dolencias anteriores, como pólipos, colitis ulcerosa y otros tipos de cáncer. Los síntomas más evidentes de la enfermedad comienzan a hacerse visibles cuando la enfermedad está avanzada: alternancia entre diarrea y estreñimiento, sangre en las heces, dolor abdominal, pérdida de apetito y de peso y cansancio.

Sus tratamientos más habituales son la radioterapia, la quimioterapia, la inmunoterapia para reforzar las defensas del organismo, y la cirugía. Mediante la operación de cáncer de colon se extirpa la parte afectada en caso de que se encuentre bien localizada.

El Hospital Clínic de Barcelona se convirtió en el primer hospital en extraer un cáncer de recto por el ano a través de una técnica menos invasiva, conocida como escisión total de mesorrecto por abordaje transanal. La intervención la lideró el doctor Antonio de Lacy. Siendo todo un éxito y despertando el interés en la comunidad médica internacional.

La extracción de tumores de cáncer de colon avanzado por laparoscopia, técnica quirúrgica mínimamente invasiva,que consiste en hacer cuatro pequeños orificios por donde se introduce una cámara y el material de disección, y el progreso tecnológico que permite mejores imágenes hace que esta técnica sea cada vez más segura y eficaz que la cirugía convencional a largo plazo, según un estudio del hospital Clínico de Barcelona dirigido por Antonio de Lacy, jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal.

Aunque estudios previos ya habían demostrado su eficacia en términos de supervivencia del enfermo y de recidiva del tumor, hasta la realización de este estudio, no se habían comparado las dos técnicas con una media de seguimiento de los pacientes de más de cinco años.constata que los pacientes intervenidos mediante una laparoscopia permanecen menos tiempo en el hospital y sufren menos complicaciones postoperatorias, comparados con los pacientes intervenidos con cirugía abierta.

Además, el estudio señala que en los enfermos en fase III -cuando el tumor ha alcanzado los nódulos linfáticos cercanos al colon, pero no a otras partes del organismo-, los resultados de la laparoscopia son superiores en términos de supervivencia y de reaparición del tumor, pudiendo explicarse porque la mínima invasión quirúrgica implica una respuesta inmunológica e inflamatoria favorable al abordaje laparoscópico en el tratamiento del cáncer de colon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »