Josep López de Lerma

“Tendrían que ir a picar piedra”

“La mayoría de las primeras espadas de relato mentiroso, hipócrita, falso, insidioso, atrevido, fariseo y falaz que nos ha traído al 155, son candidatos”.





Autor: Josep López De Lerma  Diari de Girona  18.11.2017

Semana de ruptura de la unidad del independentismo, de cierre de candidaturas y de autocofesiones. Semana de fugas de sueños y de ilusiones que aterrizan en la realidad y se desmenuzan. Semana de bajas en el independentismo, semana de constitución del partido «Yo, ya lo decía», que registra sonadas afiliaciones. Semana de conocimiento de algunos nombres clave en el proceso que, siendo ricos, han apostado para romper y empobrecer el país. Semana de nuevos silencios ruidosos de todos los Estados del Planeta respecto del pretenso apoyo a la independencia. Semana de soledades, de incordios y de alevosías.

Semana en que más de dos millones de catalanes han visto que los habían tomado el pelo y que además los habían convencido para desfilar por las calles exhibiendo las orejas de burro más grandes que nunca la humanidad entera había confeccionado. Semana que mañana se cierra en falso porque el circo seguirá mientras las urnas no nos saquen del encima todos estos sinvergüenzas que se han cargado Cataluña y que a picar piedra tendrían que ir por mentirosos y engañabobos.

Continúa…

La unidad del independentismo ha muerto sin que haya aparecido ninguna esquela llorando su defunción. Nos dicen ahora, todos ellos, que ir separados es la mejor manera de ensanchar la anterior minoría de votos que mayoría de escaños dio. Tv3, Catalunya Ràdio y RAC 1, más los diarios Ahora y El Punt/Hoy, así como los digitales Lo Nacional y Vilaweb, nos lo venderán así. Es la consigna del momento, como fue la contraria hace sólo dos años. Son unos mentirosos compulsivos los unos y unos desinformadores profesionales muy nutridos por la caja de la Generalitat de Cataluña, los otros. Hemos sido víctimas de una grande y muy planificada estafa, los autores de la cual han sido lo PDeCAT, la ERC, las CUP, la Òmnium Cultural y la ANC.  Lo primero que hemos perdido es la respetabilidad con que nos trataban los terceros.  Después de la esperpéntica confesión de la majorette Carme Forcadell en sede del Tribunal Supremo, subscrita por el resto de miembros de Mesa, diciendo que la proclamación de la República Catalana fue «un acto simbólico sin repercusión jurídica»-, seguida de prometida de acatamiento de la Constitución, el 155 y tutti quanti los fue puesto a la cumbre de la mesa, como recoge la interlocutoria, otros muchos la han querido imitar. Los de ERC, con Oriol Junqueras al frente, y el PDeCAT, sin Carles Puigdemont porque el vuelo literalmente enterrado, nos ha dicho que el Gobierno no estaba preparado para «dar continuidad política de forma sólida» a los resultados del 1-O, que no había una «mayoría social» que apoyara a la secesión y que habían descubierto el Estado y su poder coercitivo (!). Los de la CUP han hecho cómo si nada supieran de la DUI que sí votaron. Se han centrado a mandarnos un mensaje de «radicalidad democrática» que ni ellos saben en que consiste.



Es más…

Los errores han sido tantos que los autores del engaño y de la posterior quebradiza institucional, social y económica de Cataluña han abierto un periodo de autocrítica, pero no han pedido perdón. Grotesco democráticamente y muy peligroso si, como parece, la mayoría de las primeras espadas de relato mentiroso, hipócrita, falso, insidioso, fariseo y falaz que nos ha traído al 155, son candidatos. Antes tendrían que decirlos a los suyos que los mintieron de forma consciente en cuanto a la constitución de la República Catalana, que todo era una quimera por imposible, que jugaron con sus sentimientos y su razón por medio de la manipulación, y que son unos mediocres que nunca harán nada de bueno.

Para que quede claro…

Como el grande Cervantes puso en boca del Quijote, « cosas verás, amigo Sancho , que harán fablar a las piedras».

Y las hemos visto, las cosas, y hemos sentido hablar las piedras. Pero nadie ha pedido perdón por el gran engaño cometido.Mientras algunos tuvieron la valentía y el coraje de defender el que hicieron ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, me Puigdemont se reconvirtió en un nuevo Dencàs y huyó hacia Bruselas.Pasará a la historia como una persona políticamente salpicada por la tontería, sirgada respecto del independentismo, ahuyentada y atornillada, llena de estrías intelectuales que, cuando estaba con el agua hasta el cuello, dejó Cataluña en el barro en vez de dar la cara. Un miedoso y un cagado que, en su particular dispersión, se dispone a encabezar una lista ajena a su partido después de haber estafado la buena gente que apostó para hacer de sus sueños una realidad. Egoísmo, egocentrismo y roïnesa. Y en Puigfugitivo pide que lo voten, el muy sinverguenza! Esto es Cataluña.

Autor del ártúlo: Josep López de Lerma, Abogado y Expolítico
Fue profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Internacional de Cataluña, es socio de la firma de abogados Roca Junyent, fundada por Miquel Roca y profesor del área de Derecho administrativo de la Universidad de Gerona.Fue miembro de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), formación política con la que, coaligada con Unió Democrática (UDC) en Convergència i Unió (CiU), fue diputado al Congreso.

Reproducimos el artículo publicado el 18 de noviembre de 2017 en Diari de Girona

Tus noticias de Actualidad en El Titular



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos,promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »