Manuel Barbero, denunciante de los abusos en Maristas-sants

Manuel Barbero, denunciante de los abusos en Maristas-sants.

  1. Manuel Barbero - Maristas-Sants
    Manuel Barbero

    El suceso de los presuntos abusos se remontan entre el 2007 y el 2010. Sin embargo, su hijo se lo ocultó durante años y usted supo de ello hace relativamente poco tiempo. ¿Cuándo y a raíz de qué le confesó su hijo los abusos que había sufrido?

Fue entre finales de 2013 y principios de 2014 cuando nos lo dijo, tenía él 19 años.





Nosotros lo sacamos de Maristas con 15 años y no con 16, que es cuando le tocaba por un tema de Bullying, y ya no lo quisimos escolarizar. Se fue sin terminar segundo de la ESO, a continuación él quiso estudiar peluquería. Estudió en Llongueras y en Cebado, se sacó la titulación y ha estado  trabajando en diferentes sitios. Un buen día algo le pasó en el centro de trabajo que le vinieron los recuerdos a la cabeza y a partir de ahí se encerró en casa casi un año. Un chaval de 19 años encerrado un año en casa diciendo que quiere morirse no es normal, y nos alarmamos ante la situación.

La madre, cansada y preocupada ante tal desconcierto,  un día le dijo: “O me dices que te pasa o te echo de casa y no te voy a dejar entrar”. Entonces se fue a llorar a su habitación y a las tres de la madrugada por un WhatsApp, le dijo que le iba a contar una cosa pero que no quería que se enfadara y le confesó que el profesor de gimnasia había abusado de él. Luego, pocos días después yo fui a Maristas a pedir explicaciones, les conté lo que había pasado con mi hijo y cuando vieron que me enfadaba mucho me dijeron que a Benítez ya lo habían echado dos años antes del colegio. Lo habían echado en 2011 y yo a mi hijo lo saqué en 2010.

Me comentaron que si quería hacer algo pusiera una denuncia.  Mi hijo en ese momento ya estaba hundido. Ellos ni quisieron ayudarnos ni quisieron hacer nada con nosotros, se lavaron las manos. Como lo primero era mi hijo lo llevamos al médico y éste nos derivó al psiquiatra, allí le hicieron unas periciales pagadas por nosotros, y, los resultados del porcentaje sobre el tema de suicidio estaban muy elevados,  así que empezamos una ruta de médicos. Llegó un momento en el que ya no podíamos pagar más y nos fuimos a un centro psicológico de la Seguridad Social. Allí lo trataron bastante tiempo hasta que el médico que lo trataba nos comunicó que dejaba la sanidad  pública para irse a la privada, y, entonces mi hijo abandonó el tratamiento y se negó a empezar con otro facultativo pues no veía que avanzase en su proceso.

La familia Barbero invirtió hasta el último céntimo en médicos para ayudar a su hijo.

  1. Obviamente Usted no lo supo antes, pero ¿no tuvo miedo a que nadie le creyera al no haberlo denunciado en su momento?

Yo no he dudado en ningún momento de mi hijo y eso es lo más importante. No he tenido miedo, pero sí que es verdad que sabía que sería muy duro el proceso judicial para el niño.

El hecho de ver en la denuncia lo que Benítez le había hecho a mi hijo me enojó aún más y, por eso, puse los letreros. Mi intención no era buscar más víctimas, era buscar testigos pero la sorpresa fue que tras poner esos carteles han entrado más de 60 emails de diferentes personas que apuntan a diferentes centros.



  1. ¿Cuántas denuncias hay puestas actualmente?

Contra Benítez había 18. Se retiró una, así que quedan 17, de estas 17 bailan números hasta saber cuántas van a prescribir. Hay  tres que se salvan seguras y una que aún no se sabe. Caerán entre 13 y 14.

Aparte de estas, Maristas tiene más de 40 denuncias de 11 personas diferentes. Y las que no se sabrán, puesto que yo contabilizo casi 60 emails de 21 personas diferentes. Además, hay que tener en cuenta, que normalmente se denuncia solo entre un 10 y un 20%.

  1. ¿Por qué cree que el colegio aún y sabiendo lo sucedido, mantuvo a Joaquín Benítez como profesor durante tanto tiempo?

Tengo constancia y, no te voy a mentir porque no tengo necesidad, que el centro es conocedor de abusos desde el año 1986. Después lo vuelve a saber en el 2000, en el 2003, en el 2005, en el 2011 y lo vuelven a saber en el 2013 cuando yo voy.  Lo que  han sabido ”capear muy bien el temporal” para salvaguardar la imagen de la institución, porque ya no sólo es que tengas ahí a un profesor sino que está el nombre de la institución.

Aunque el colegio ha manifestado por activa y por pasiva que no tenían constancia de ninguna denuncia por abuso en sus centros hasta el año 2011, en 1996 ya se presentó una denuncia contra A.F., y también lo mantuvieron en los centros. Así que las mentiras caen por su propio peso.

  1. Desde ElTitular.es hemos tenido acceso a una circular que desde el mismo centro de Los Maristas han hecho llegar a los padres de todos sus alumnos, donde informan que se ha impulsado un grupo de trabajo formado por especialistas externos, para atender a las víctimas de casos legalmente prescritos. ¿Le han ofrecido a usted y a su hijo dicha ayuda?

Desde que yo salí el día 30 de diciembre de 2013 del colegio, no se ha puesto en contacto conmigo nadie, y yo represento a 25 personas. Eso es hipocresía, supongo que esto se lo va a llevar una fundación que lleva muchos años dedicada al tema de los abusos a menores, pero también te digo que esa fundación conoce los casos  y tampoco se ha puesto en contacto con las víctimas. ¿No es un poco grave que una asociación que se dedica a ayudar en estos casos a día de hoy no lo haya hecho? Eso si, han tenido tiempo para pedir dinero al Ayuntamiento y a la Generalitat aprovechando el tirón mediático.

Igualmente tampoco aceptaría la ayuda que “dicen ofrecer”, sea externa o no. Para eso, hemos creado nosotros una asociación donde está Francesc Colom, un psicólogo muy prestigioso del Hospital Clínic. Desde esa fundación vamos a dar apoyo psicológico a todas las víctimas que lo necesiten.

De todas formas, ellos tienen la obligación de ofrecerla aunque, a mi parecer, van tarde. Ellos eran conocedores desde hace años, pero hasta ahora no han dado ningún paso para ayudar a las víctimas, por tanto,  eso deberían haberlo hecho hace muchísimos años.

  1. Como bien ha dicho antes hay varios casos que ya han prescrito, con lo cual va a ser difícil hacer justicia. ¿Hasta qué punto quiere llegar usted?

Quiero que se haga justicia social. Que el ciudadano repudie este tipo de actos, que repudie el encubrimiento y también la falsedad. Voy a llegar hasta el punto de que un menor no se sienta sin arropo por parte de las instituciones ni de la sociedad al denunciar.  Hubo una causa del año 2011, justo la denuncia anterior a la nuestra, también contra Benítez que se dejó morir por parte de la administración. Nosotros desde la asociación que hemos fundado, vamos a personarnos en todas las causas que se abran por abusos a menores, en todas y cada una de ellas y así las víctimas no se verán desprotegidas como nos hemos visto nosotros. Buscamos que esto llegue a la sociedad, que se denuncie y que se sientan señalados tanto el acosador como la persona que lo permite. Que los acosadores se sientan acosados al igual que se lo han hecho sentir a sus víctimas.



  1. ¿Está usted de acuerdo en hacer pública una lista con todos los nombres de los acosadores?

Indudablemente, aunque con un matiz.  No necesariamente que sea pública porque sería una persecución y yo tampoco soy partidario de eso. Que hubiera una lista para que cuando tú vas a contratar a un trabajador que vaya a estar en contacto con menores puedas consultarla y conocer si esa persona tiene antecedentes o algún tipo de denuncia.

Justicia tendría ese archivo y para acceder a él deberías estar autorizado mediante una autorización  de acceso, ante la necesidad de contratar a una persona. Eso estaría muy bien porque no se sabría el nombre públicamente, no se perseguiría a nadie y podría saberse si está denunciado, acusado o limpio. Pero es fundamental que cuando se contrata a alguien que va a estar en contacto con nuestros hijos esté limpio, para tranquilidad de todos.

Manuel Barbero: “yo no quiero masacrar a la institución Maristas ni tampoco hacer daño a los niños y padres”.

Actualmente los antecedentes penales se les pide a los docentes que se incorporan nuevos, pero no a los que ya están trabajando. A los que ya llevan tiempo se les ha obligado y me consta porque conozco a un director de instituto, a que hagan una declaración jurada. Pero eso no es nada. Yo no quiero masacrar a la institución Maristas ni tampoco hacer daño a niños, padres ni profesores que están ahí. ¿Mi posición cuál es? Quien ha hecho algo mal que lo pague, y, si la dirección ha hecho algo mal que pague también.

  1. Hablando de su caso en concreto, ¿En qué punto se encuentra actualmente?

Está en fase de instrucción, ahora mismo un poco parado. Ayer mi hijo fue al forense para que le hiciera un reconocimiento médico, seguramente tenga que ir a algunos más. En los próximos días cuando hayan hecho las periciales a todas las personas, supongo que volverán a llamar a Benítez. Cuando se le llamó la primera vez no estábamos personados como causa, solo estaba el Ministerio Fiscal y el juez, por lo tanto, nosotros no le pudimos hacer ninguna pregunta. Pero ahora sí que estará nuestro abogado y tendrá su lista de preguntas para poner cada cosa en su sitio y para saber qué tipo de implicación tiene la escuela. Ahora será el momento de saber discernir hasta donde tenían responsabilidad.

  1. Si hablamos del profesor Joaquín Benítez, ¿Él ha reconocido estos hechos verdad?

Si, él lo ha reconocido todo. Cuando lo llamaron a declarar habían cuatro denuncias encima de la mesa y le preguntaron por las cuatro. Dice que reconoce solo la de mi hijo y, con respecto a los otros menores no dice que no les haya hecho nada, simplemente que sólo reconoce a mi hijo. Pero te puedo asegurar que se demostrará que el colegio tuvo implicación directa con el tema de la ocultación.

  1. Ha dicho usted antes que llegó un punto en que su hijo dijo que ya no quería ir a más psicólogos, ni tener que contar otra vez la historia desde el principio ¿Cómo se encuentra ahora?

Al principio se enfadó conmigo cuando puse la denuncia por ser señalado y perseguido. Al saltar a la prensa y ver que había muchísimas más personas yo creo que se fortaleció y se dio cuenta que nadie lo iba a señalar. La verdad que ahora está muchísimo mejor. Hay que tener en cuenta que lleva mucho tiempo encerrado en casa y no tiene amigos, no tiene empatía con la gente. Son secuelas que le han quedado de todo esto y que habrá que trabajarlas, supongo que con la ayuda del Dr. Francesc Colom y su mujer la Dra. Palomino, conseguirán ayudarle para llevarlo mejor.

  1. Según tenemos entendido, en febrero usted envió una carta a los diputados del Parlament, a los consellers del Govern y a los concejales del Ayuntamiento de Barcelona. En ella solicitaba la imprescriptibilidad del delito de pederastia, una comisión parlamentaria para revisar o crear protocolos y una campaña de sensibilización para esta lacra social. ¿Le han hecho los políticos el caso que usted esperaba?

Sí, en el Parlamento de Cataluña no sólo hicieron eso, sino que han hecho muchas más cosas. Cuando se entra una propuesta desde un partido político, luego se hacen enmiendas desde el resto de partidos y, a veces lo enriquecen pero otras lo estropean, en este caso, lo mejoraron. Es una moción no vinculante, significa que el Parlamento a través de esta moción insta a la Generalitat a que lo lleve a cabo.

Así que ahora la pelota está en la Generalitat, donde me consta que están trabajando. He tenido personalmente una reunión con la Consellera de Ensenyament, Meritxell Ruíz, que me explicó todos los pasos que se están llevando a cabo y me dijo que el protocolo que había, hasta la actualidad, no estaba diseñado para el ámbito escolar pues lo abarcaba pero no era específico, por lo que, se debía ampliar y estaban trabajando en ello, sobretodo, en el apartado de prevención. Durante la conversación le dije los puntos que, a mi parecer, son fundamentales para que ese protocolo sea bueno.

Desde el Ayuntamiento este viernes pasado se votó por unanimidad una moción donde se insta a que se sigan una serie de pasos y se habilite un teléfono de ayuda a las víctimas.

Por último, a petición de otro partido se  solicitó una declaración institucional de repulsa a ese tipo de actos. En esa moción también se hicieron enmiendas y en una parte final se autoriza al Ayuntamiento a personarse como acusación popular en el caso de abusos a menores.

PRIMICIA: Me acaba de llegar un e-mail, en el que nos dice

Manuel Barbero que “el Ayto. se personará como acusación en el caso de mi hijo”. (5-04-16)

También vamos a pedir al Ayuntamiento que reabra la causa del 2011 que está archivada pero que no ha prescrito.

Pero si, de todos los partidos me han ofrecido ayuda, desde Alberto Fernández y María José García Cuevas del Partido Popular hasta Ciudadanos, pasando por Jaume Collboni o Esther Niubó del PSC. Hay que ir todos a una, ya que lo que quiero conseguir es dar herramientas a los menores que se encuentran ante unos abusos, hay que ayudar y dar real protección al menor. Mi hijo hace unos meses no te habría dicho nada, sin embargo ahora no le importa.

  1. ¿Qué opina sobre la prescripción de delitos?

En relación a casos de menores nunca se va a decir que no prescriba un delito, porque no se puede denunciar 50 años después pidiendo responsabilidades ya que el Ministerio Fiscal no puede perseguir un delito tan antiguo, es muy difícil.

Hay que elevar las penas, porque al hacerlo se eleva también el plazo de prescripción, ya que van en relación. Si tienes 20 años de pena, el plazo para que prescriba también es de 20 años. Así que lo importante es elevar las penas, y ahora tampoco es el momento de pedirlo porque no vamos a solucionar nada. El problema es que todos los delitos que estaban prescritos son debidos al código penal antiguo, ya que no se consideraban como abusos sexuales sino que eran abusos deshonestos y prescribían a los 3 años. Ahora sin embargo, el plazo es de entre 5 y 20 años según el delito. Con subirlo ya sería suficiente.

  1. Antes Ud. Sr. Manuel Barbero, nos decia que sacó a su hijo del colegio por un tema de bulling. ¿Tampoco le dio el colegio solución en este tema?

No quiero mezclar las dos problemáticas pero no solucionaron nada tampoco. Habían cinco personas que le hicieron la vida imposible y fuimos a hablarlo varias veces, pero el colegio no resolvió el problema . De hecho, cuando lo saqué del colegio por el bulling, a mi otro hijo lo dejé. El problema no era la institución, no teníamos nada en contra de ellos. Sabíamos lo del bulling pero no lo de los abusos. Solo estamos en contra de que se hagan las cosas mal, y desgraciadamente se siguen haciendo.

Yo he hablado con un padre que ha tenido un problema de abusos parecido al nuestro en otra institución, y en cuanto el colegio se enteró lo llamó aunque había prescrito y habló con él. Eso es lo que se debe hacer. No es un tema de dinero, sino de dignidad.




Desde aquí, Manuel Barbero aprovecha para recordar a todos los padres que es importante tratar estos temas. Por ello, junto a otras víctimas, dos psicólogos y un abogado han creado una asociación que pretende concienciar, prevenir, formar y ayudar a las víctimas de abusos. También se encargarán de revisar y adecuar el protocolo marco para estas situaciones a todos y cada uno de los centros de Barcelona. Si crees que tu hijo puede estar sufriendo algo parecido, o eres una víctima de abusos,  no dudes en visitar su web www.manspetites.cat

Y con esto finaliza nuestra entrevista al Sr. Manuel Barbero, sin lugar a dudas, un padre coraje

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (18 votos,promedio: 4,94 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »