Insuficiencia renal felina: como detectarla

La Insuficiencia renal felina.

La insuficiencia renal es una patología muy común en la que el riñón no está funcionando correctamente y es muy frecuente en los gatos a partir de los 9 o 10 años de edad.

El riñón del gato deja de eliminar las toxinas normales que son producto de la actividad celular de su organismo. El daño renal se puede desarrollar en pocos días (IR aguda) o a lo largo de varios meses (IR crónica).




Las causas de esta enfermedad pueden ser muchas, desde la ingestión de tóxicos (medicamentos humanos, plantas, productos químicos,…), infecciones bacterianas graves, disminución del flujo sanguíneo (por deshidratación, golpe de calor,…) o incluso un fallo en la estructura interna de los riñones. También es posible que el fallo renal aparezca sin una causa aparente o se desarrolle como consecuencia de la edad.

¿Cuáles son los síntomas habituales de la insuficiencia renal felina?

En inicio, los animales producen más orina y beben más agua de lo habitual. El riñón no es capaz de retener el agua que necesita, se le escapa por medio de la orina y tiene que beber más para compensarlo. El animal debe tener asegurado el acceso al agua de bebida ya que, en caso contrario, podría sufrir una rápida deshidratación.

Con el tiempo, aparecen la apatía, la falta de apetito, el adelgazamiento y los vómitos. La producción de orina puede disminuir y llegar a paralizarse totalmente.

¿Qué pruebas diagnósticas se realizan?

Los análisis de orina y sangre son esenciales para diagnosticar y valorar el grado de insufucuencia renal. Otras pruebas como radiografías, ecografías o análisis específicos de orina pueden ser necesarios para encontrar la causa del problema. En casos extremos es necesario realizar una biopsia renal. Por medio de estas pruebas podremos saber cual es la causa de la insuficiencia renal que sufre nuestro gato. Así podremos establecer el mejor tratamiento y sabremos cual es la evolución más probable de la enfermedad.

¿Cuál es el tratamiento disponible para la insuficiencia renal felina?

El tratamiento inicial es la fluidoterapia endovenosa a base de suero para restablecer el correcto nivel de hidratación y facilitar la eliminación de las partículas tóxicas retenidas en la sangre. Durante el proceso se controla la producción de orina. En algunos casos se administran diversos fármacos como protectores gástricos, antibióticos y otros medicamentos que favorezcen la funcionalidad renal.

Dado que la apatía que sufre el paciente puede impedirle alimentarse correctamente, daremos al animal el soporte nutricional necesario, a base de una dieta específica para periodos de convalecencia o para enfermedad renal.




La evolución del paciente dependerá de la causa de su insuficiencia renal y, sobre todo, del momento en que se realiza el diagnóstico. Dicho de otra manera, cuanto antes  se diagnostique y se trate, mucho mejor. Iniciar un tratamiento temprano es la clave para que nuestro gato viva más años y con buena calidad de vida.

Susana González - Insuficiencia renal felina
Susana González

 

 

 

Veterinaria de San José Veterinaris

Servicio de Etología Veterinaria

C/ Gran de la Sagrera 112         08027 – Barcelona

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votos,promedio: 4,86 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »