La importancia del detoconado tras las borrascas

La importancia del detoconado tras las borrascas

Durante el invierno son frecuentes los temporales de agua y nieve en algunas regiones de España.

Las fuertes borrascas traen consigo importantes vientos y abundantes precipitaciones de lluvia y nieve que, en muchas ocasiones, dañan de manera considerable tanto a infraestructuras como al medio ambiente. El gran impacto que provocan va desde desbordamientos de ríos, pérdidas en la agricultura, roturas de ramas, caída de árboles hasta olas gigantescas que hacen desaparecer paseos marítimos como por arte de magia.

Los daños causados en árboles por los diferentes fenómenos meteorológicos, en ocasiones, lleva a la tala y posterior destoconado.

En ocasiones, las fuertes rachas de viento se llevan por delante ramas de árboles o, incluso, provocan una inclinación tan acentuada del tronco que la única solución es la tala del ejemplar, quedando descartadas otras opciones como el anclaje o fijación del mismo. Tras la tala del árbol queda una labor fundamental para la replantación, realizar un destoconado profesional.

Algunas de las borrascas más importantes que han azotado nuestro país en la últimos años como Bárbara, Gloria o la más devastadora Filomena han dejado a su paso innumerables e importantes pérdidas en la masa arbórea de nuestra geografía. Los daños causados por esta última en la ciudad de Madrid se catalogan como una catástrofe arbórea. Solo en la capital de España ha dañado más del 60% de los árboles de los parques históricos. Por tanto, tras la evaluación de los daños, en muchos casos, se deberá talar y destoconar en Madrid lo antes posible.

¿Qué es un destoconado?

El destoconado consiste en la extracción de los tocones* Los tocones son la parte del tronco del árbol que queda unida a la raíz al cortar por el pie, por tanto, el trozo del ejemplar que sigue presente tras la tala. Esta tarea implica ciertas dificultades y riesgos si no se realiza por empresas especializadas que utilicen las herramientas correctas.

Por la contra, un destoconado mal realizado podría poner en riesgo todo el sistema de tuberías y cableado que va por el subsuelo de grandes ciudades como Madrid, Ávila, Segovia o pequeños municipios como Pozuelo de Alarcón, Alcobendas o San Sebastián de los Reyes entre otros.

H3 ¿Por qué es importante extraer los tocones?

Una vez talados los árboles dañados tras los temporales, es de vital importancia la eliminación de los tocones, puesto que, pueden volverse lugares inseguros y antiestéticos. La importancia del destoconado tras las borrascas se fundamenta, sobretodo, en tres puntos importantes: las enfermedades que atraen los tocones y raíces, la imposibilidad de plantación de nuevos ejemplares y la posibilidad de desarrollo de retoños o chupones.

  • Uno de los principales motivos de la importancia del destoconado tras las borrascas son las enfermedades e infecciones que pueden traer consigo. Los tocones y raíces pueden convertirse en un nido de termitas además de un foco inicial de infecciones fúngicas tales como la Armillaria mellea, Fusarium, etc . Estas enfermedades pueden llegar a afectar a los árboles sanos que se encuentren colindantes a estos ejemplares a través de las raíces.

Para poder plantar ejemplares sanos es de vital importancia el destoconado tras las borrascas, como el caso de Filomena.

  • También las futuras labores de replantación, tanto en fincas privadas como en áreas urbanas, es otra de las razones por la que es importante el destoconado tras las borrascas. La necesidad de replantación de árboles urbanos, debido a los importantes beneficios que estos aportan a la salud de los ciudadanos, lleva a extraer los tocones y raíces, con el objetivo de que el terreno quede libre y limpio para la posterior plantación de nuevos ejemplares.
  • Por último, la importancia del destoconado tras las borrascas que dejan árboles dañados a su paso, también es fundamental para que no crezcan retoños. Un retoño es el nombre que recibe un nuevo tallo, o lo que es lo mismo, un nuevo brote. Los retoños, los brotes de agua o chupones pueden emerger en cualquier especie de árbol cuando este ha estado expuesto a condiciones estresantes como las producidas por los temporales: rotura del tronco, pérdida y/o caída de ramas etc… Estos se desarrollan como mecanismo compensatorio, esto es, un intento del árbol por encontrar el vigor necesario para su crecimiento. Aunque a priori pueda parecer algo bueno, estos retoños tienen un importante inconveniente para el correcto desarrollo del árbol, consumen mucha energía por lo que la esperanza de vida del ejemplar es prácticamente nula en la gran mayoría de los casos.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »