La hipnosis aplicada en el campo de la salud

La hipnosis aplicada en el campo de la salud

La hipnosis es una técnica natural y segura en la que un sujeto entra en estado alterado de conciencia o trance gracias al cual se puede acceder a su mente subconsciente.

Se compone de una serie de instrucciones y sugestiones preliminares. Su aplicación se encuentra principalmente dentro del campo de la salud para establecer un tratamiento a un problema, en tal caso se conoce como hipnosis clínica o hipnoterapia.

Hipnosis: factores a tener en cuenta:

La aplicación de hipnosis en shows televisivos ha llevado a pensar que a través de esta técnica el sujeto está dominado por el terapeuta obedeciendo a todas sus demandas, como si de poderes sobrenaturales se tratasen. Incluso el mundo del cine ha fantaseado con el dominio de las mentes a través de la hipnosis presentando al hipnotizador como un ser maléfico. Todos estos mitos o falsas creencias populares han hecho un flaco favor a la realidad de esta técnica de ayuda al individuo.

Pero antes de iniciarse en el mundo de la hipnosis o incluso en algún curso de hipnosis, es conveniente conocer algunos puntos de interés:

  • Cualquier tratamiento terapéutico realizado a una persona en el que se utilice la hipnosis como herramienta debe comenzar por una predisposición por parte del “paciente”. La claridad de los objetivos previamente concretados así como la colaboración por ambas partes son necesarias para alcanzar el propósito final.

Las terapias psicológicas tratadas con sesiones de hipnosis resultan muy eficaces.

  • La hipnoterapia siempre debe ser realizada por un profesional de la salud. Psicólogos, psiquiatras o terapeutas con estudios específicos en esta materia son los únicos autorizados para realizar la *hipnosis clínica*. Por tanto, quien puede hacer hipnosis siempre debe ser una persona con certificación profesional que avale unos estudios sobre esta disciplina.
  • Más allá de las falsas creencias populares, la persona tratada mantiene en todo momento su capacidad de decisión y control sobre sus acciones. Todo forma parte de la autosugestión del individuo, la cual se entiende como una condición de la propia persona para resolver y solucionar su problema. Recordemos que la hipnosis es solo una “herramienta de trabajo” que puede orientar al terapeuta para encontrar la solución, pero las respuestas se encuentran únicamente dentro del individuo.

Aplicación de hipnosis en el campo de la salud.

La hipnosis se utiliza como una técnica de ayuda en el campo de la salud. A lo largo de los años y gracias a miles de estudios se ha demostrado su eficacia en diferentes áreas. Además durante las sesiones de hipnosis la persona se encuentra en un estado agradable de relajación y calma, hecho que ayuda a que el individuo encuentre sus propios recursos.

Gracias a la técnica de la hipnosis clínica o hipnoterapia se pueden cambiar hábitos en la percepción y comportamientos no deseados en el individuo y encontrar soluciones a problemas y preocupaciones, generalmente gracias a un procedimiento de inducción o sugestión.

Las sesiones de hipnosis sirven para mejorar la calidad de vida, potenciar tus propios recursos o alcanzar objetivos, entre otros…

El hecho de que una persona pueda llegar a percibir las cosas de manera diferente ayuda en los tratamientos de control del dolor tales como fibromialgia, síndrome del intestino irritable, cáncer, quemaduras, dolores post parto, etc. También se aplica en trastornos de salud mental como ansiedad, estrés postraumático, fobias, miedos, etc…Dentro del área de la salud mental se aplica para tratar el alcoholismo, el tabaquismo, problemas sexuales, trastornos del sueño, autoestima, mejora de la memoria, aumento de la concentración e ,incluso, en los tratamientos de pérdida de peso o desórdenes alimenticios donde muchas veces la ansiedad ocupa un espacio importante a nivel psicológico o las migrañas

¿Tiene efectos secundarios la hipnosis?

Como hemos mencionado anteriormente, la hipnosis siempre debe llevarla a cabo un profesional de la salud capacitado que explique previamente el proceso de hipnosis y analice el problema a tratar y los objetivos reales. Además no todo el mundo puede someterse a este tipo de tratamientos como es el caso de personas con enfermedades mentales graves, por lo que, siempre debemos acudir a profesionales y no a “aprendices de curanderos”.

Las reacciones tras una sesión de hipnosis son poco habituales y jamás se produce ninguna alteración a largo plazo.

Los efectos secundarios más frecuentes suelen ser:

  • Cansancio durante las horas posteriores a la sesión.
  • Somnolencia o adormecimiento, lo que puede provocar que la persona duerma más horas de lo habitual y de una manera más profunda la noche siguiente a la sesión, e incluso, algunas noches más.
  • Dolor de cabeza leve.

Ninguno de los posibles efectos secundarios se pueden considerar un peligro para la persona hipnotizada.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »