La armonía de la cara

La armonía de la cara empieza con los labios

La armonía de la cara empieza con los labios:

Desde el inicio de los tiempos, la belleza ha sido el bien más preciado. La cualidad de las cosas o personas consideradas bellas recae en la armonía que estas despiertan en nuestro cerebro. Parece ser que la búsqueda de la belleza es algo innato en el ser humano, ya que nuestro cerebro suele decantarse por la armonía que se genera con la integración, la proporción, las medidas y la simetría.

La armonía facial es la proporción por la cual las personas son identificadas como bellas, al producir una sensación de proporción ya muy conocida por nuestra mente, por el hecho de que múltiples objetos de la naturaleza poseen la conocida proporción áurea, marcada como el estándar de medidas que generan la sensación de equilibrio y belleza.

La estructura facial se divide entre la parte superior (frente, cejas y ojos), la parte central (nariz y mejilla) y, por último, la parte inferior (boca i mentón). Si bien es cierto que todas las partes tienen una gran responsabilidad a la hora de generar la armonía facial, la boca es un sector con especial importancia.

Cuando hablamos con alguien que nos atrae, lo primero que hacemos es dirigir nuestra mirada hacia su boca. No es sorprendente que una boca cuidada es clave para agradar a otros y sentirse cómodo/a, pero si queremos ir más allá y lucir una boca espectacular, los labios son clave.

LA ARMONÍA DE LA CARA CON INTERVENCIONES EN LOS LABIOS

Desde hace unos años, hemos presenciado como la mayoría de las famosas se han aumentado los labios, cambiando su forma o bien perfilando para causar la impresión de equilibrio y armonía. Esta técnica, realizada con ácido hialurónico reticulado de alta densidad proporciona suavidad e hidratación manteniendo la apariencia natural de los labios de cada persona. El resultado de aumento i/o perfilado de labios es un aspecto más joven, saludable y, que además, propicia la armonía facial tan buscada. Eso sí, se debe tener en cuenta que el proceso estético que conlleva es único y especial para cada persona, por lo que es importante ser asesorado con un profesional especialista, para que los resultados sean los esperados y el procedimiento sea seguro y de calidad.

Tomar la decisión de realizarse un tratamiento estético puede ser difícil. La parte positiva es que el ácido hialurónico es un producto que nuestro cuerpo reabsorbe por lo general pasados unos 9 o 12 meses. Además, es posible alargar su eficacia si se desea con la crema Hiaulucós. La aplicación es rápida, prácticamente indolora y con resultados inmediatos, se puede ver de forma rápida como cambia la expresión de la cara, aunque pasados unos días es cuando se puede ver el resultado definitivo.

En definitiva, el furor de los labios carnosos es un fenómeno con explicación científica, la armonía de la cara, pero, aparte de esto, estar a gusto con uno mismo potencia enormemente la personalidad y como te muestras frente a las otras personas. Con un pequeño cambio, puedes conseguir verte mucho mejor, mostrarte más segura y estar más a gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »