La cárcel de papel

La cárcel de papel

La cárcel de papel

En las actuales circunstancias de la economía española, hay que ser ante todo realistas.

De la capacidad que tengamos para enfrentar la realidad, depende que en el futuro seamos un país viable o un pariente pobre al que los europeos se limiten a considerar un lugar para invertir y llevarse los beneficios.

Pero hay que ser capaces primero de ver la realidad y aceptarla. España está endeudada muy por encima de su capacidad y el propietario de esa deuda en gran parte es el Banco Central Europeo, que nos ha financiado a coste cero durante muchos años por importe de cientos de miles de millones de euros, que le debemos.

Al igual que el verdadero propietario de una casa hipotecada es el banco, España pertenece al Banco Central Europeo, porque nuestras finanzas dependen de esta institución.

Las masivas emisiones de bonos, la ingente cantidad de papel emitido, actúa como una cárcel, no sólo para la actividad económica, sino en todos los sentidos. Es muy poco realista pensar que España pueda salir del euro.

Las cantidades astronómicas de deuda, son inasumibles en euros, pero totalmente imposibles en pesetas. Es preciso saber y aceptar, que ahora mismo, no hay vuelta atrás.

Con una deuda del 112% del PIB, sólo se puede seguir adelante. Lo que tiene que cambiar es el rumbo y la tripulación, no el barco.

Tampoco es realista pensar que España pueda subsistir incluso reduciendo la deuda, sin sus socios europeos. Ahora mismo, con una guerra en Europa, es vital formar parte de grupos de influencia geopolítica y el aislamiento es una utopía irrealizable.

Pero sí que es posible elegir la forma de estar en el grupo. España tiene posibilidades de ser algo más que un pariente pobre si se toma en serio las cosas. Hay que dejar las algaradas y ponerse a trabajar de verdad.

Hay que entender que el sueño de lo público está agotado y que o nos ponemos manos a la obra, o el final del túnel será el abismo.

Lo que hay que exigir a los gobernantes, no es un escenario imposible, que tampoco los populistas como Meloni van a poder realizar, aunque les voten, no seamos ingenuos, lo que hay que pedirles son medidas concretas y necesarias para que poner una tienda en el barrio, vuelva a ser un negocio rentable y los autónomos puedan ganar dinero y hace realidad sus sueños, de lo contrario no saldremos de esta cárcel de papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »