Caso Nóos: Tejeiro «había empleados ficticios»

El excontable del caso Nóos, Marco Antonio Tejeiro, cuñado de Diego Torres, se está convirtiendo en el acusado que más información detallada está aportando y consiguientemente el que más horas está declarando ante el juez.

Caso Nóos - Antonio Tejeiro
Marco Antonio Tejeiro

Tejeiro fue el único que en julio de 2014 presentó confesión en el Juzgado por escrito.

El excontable en sus diferentes declaraciones en el juzgado siempre ha afirmado que Iñaki Urdangarín y Diego Torres montaron un entramado para desviar fondos públicos a sus empresas privadas y que se justificaba con facturas públicas. También ha declarado que “supuestamente” tenían en nómina a empleados ficticios.

En la pasada declaración el Fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, consiguió la confesión de Tejeiro, en la que ratificó que cuando gestionaba para Aizoon se encargada de tramitar altas y bajas en la seguridad social de “supuestas” personas que no prestaban ningún servicio a la empresa. El excontable también aseguró que Urdangarin y Torres hicieron un entramado empresarial cargando facturas a esa entidad y así repartirse los beneficios que obtenían. “Supuestamente” Nóos facturaba hacia fuera, y las facturas que abonaban a las empresas de Torres y Urdangarin por prestación de servicios (muchas veces inexistentes) era para sacar beneficios para los socios del conglomerado.

Según Tejeiro respecto a los empleados, algunos eran familiares de Iñaki Urdangarin y de Julia Cuquerella, entre otros casos se da que Aizoon tenía en nómina al personal doméstico de la residencia actual de la infanta en Barcelona.

Tejeiro también aseguró que la Casa Real instó a Urdangarin a dejar los negocios, dadas las actividades presuntamente irregulares que estaban saliendo en prensa por el caso Nóos. Por el otro lado, los abogados de la Infanta han asegurado que la Casa Real se lo pidió por una cuestión de “estética y no porque hubiera nada irregular ni nada por el estilo”.

Hoy 9 de marzo ha vuelto a declarar Luis Tejeiro ante el tribunal por el caso que juzga el caso Nóos, el excontable como testigo en esta decimosexta jornada ha asegurado que los salarios de los empleados falsos estaban siendo cargados a las empresas mediante cheques al portador, que transformaban en metálico y que posteriormente se repartían entre Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

Continúa el caso Nóos…

 

Fuente: agencia EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »