Cómo combatir el estrés mediante la alimentación





Nuestro ritmo de vida, cada vez más acelerado y exigente, suele conducirnos a situaciones de nerviosismo y estrés. Este último, se trata de un desequilibrio provocado por el desgaste al que se somete nuestro cuerpo y mente día a día.

Es evidente que además de técnicas médicas y psicológicas para tratar el estrés también son recomendables unos buenos hábitos de vida. Una correcta y variada alimentación serán claves para ayudar a relajarnos y combatir este malestar. En este sentido, hay que estar atentos a las vitaminas. Por regla general, debemos comer bien y con variedad, especialmente frutas, verduras y carnes. Es importante saber que las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y pueden tener un efecto sedante. Podemos incorporarlas en nuestra dieta al consumir alimentos como lácteos, carnes, aguacate, repollo y judías verdes, entre otros productos alimenticios.

Se puede ayudar a combatir el estrés con la ayuda de una dieta correcta basada en alimentos relajantes.

estres Los minerales como el potasio y el magnesio son fundamentales, gracias a que estimulan la reacción de nuestro organismo frente a las hormonas que el mismo cuerpo segrega en respuesta a las situaciones de estrés y nerviosismo. Además, tienen propiedades relajantes y ayuda a mantener un ritmo cardíaco adecuado. Frutas, frutos secos, verduras y tubérculos son clave para obtenerlos.


Otro mineral importante en una dieta contra el estrés es el calcio. Es un tranquilizante natural que podemos conseguir gracias a la ingesta de productos lácteos, frutos secos y pescados azules como la sardina o la anchoa.

Una comida variada y sana en un clima agradable puede ser un buen aliado contra el estrés.


Es evidente que debemos tener cuidado al ingerir ciertos alimentos que favorecen la irritabilidad como el café, té, bebidas alcohólicas, sal, azúcar, etc… También deberemos evitar el consumo de comidas procesadas, refrescos de cola, chocolate, fritos, grasas saturadas y harinas refinadas.

Darse el tiempo necesario para desayunar, comer y cenar es fundamental para que los alimentos sean buenos aliados de nuestra salud. De lo contrario, se pueden transformar en dolores de cabeza y malas digestiones, asociados al nerviosismo y el estrés.

Desde El Titular te recomendamos nuestros apartados de salud y bienestar, que consideramos que pueden ser también de tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »