Cigarrillos electrónicos, epidemia juvenil

Cigarrillos electrónicos, epidemia juvenil

El cigarrillo electrónico es denominado como un dispositivo que es impulsado por la presencia de una batería que simula la función de un cigarrillo tradicional o convencional, se establece que esto lo hace con una menor cantidad de factores de riesgo para la salud de los individuos.  

¿Cómo se originó la aparición del cigarrillo electrónico?

Los cigarrillos electrónicos se iniciaron con su aparición en el mercado comercial a partir del año 2003, en el país de China. Sin embargo, en la mayoría de los países estos productos entraron en el sector comercial a partir de la denominación de  productos comunes, por lo que no poseía ninguna regulación por parte del gobierno país donde se esté distribuyendo.

A partir de los últimos tres años de su venta y debido principalmente al gran aumento de su popularidad en la población joven y adolescente, los órganos estatales que están relacionados con el control de distintos países se incentivaron a poner más cuidado y control al cigarrillo electrónico.

Este control suministrado por parte del gobierno de los distintos países donde estaba generando grandes períodos de venta y distribución, fue específicamente orientado a su funcionamiento basándose en políticas económicas y de salud pública.

Estos productos fueron elaborados por empresas de menor o poca magnitud, sin embargo, esto ha ido cambiado con el pasar del tiempo por la popularidad que han ganado.

De hecho, es verdaderamente importante mencionar, que con el acelerado crecimiento que se ha generado en relación a estos productos, las grandes industrias tabacaleras adquirieron los elementos necesarios para empezar a desarrollar dicho producto.

Funcionamiento del cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos en Enspirar consisten en un producto constituido por un  reservorio que contiene una especie de líquido, denominado como e-líquido. Este generalmente se encuentra constituido por altos niveles de nicotina y viene acompañado de un atomizador o evaporador, que es el dispositivo que se encarga de calentar lo suficiente para lograr la evaporación del líquido.

A partir de esto, se encuentra un tipo de sensor que permite que se active el atomizador cada vez que el usuario realice una inhalación o mediante la presión de un botón que se encuentra ubicado en el cuerpo del producto.

Entonces, se puede decir que el cigarrillo electrónico simula perfectamente la experiencia de consumir un cigarrillo tradicional. Sin embargo, no existe un proceso de combustión o inhalación de ninguna sustancia tóxica por parte de este producto, característica que sí es propia del tabaco.

Uso de cigarrillos electrónicos en jóvenes y adolescentes

El uso de los cigarrillos electrónicos en la población juvenil del mundo ha aumentado importantemente con el pasar del tiempo. De hecho, actualmente es una de las formas más frecuentes y habituales del consumo de tabaco en Latinoamérica y principalmente en Europa.

Lo que ha contribuido destacablemente su adquisición en el mundo, es la fascinante publicidad con que se presenta en los medios y también su amplia accesibilidad.

Cuando se refiere a que es accesible, es principalmente porque pueden ser comprados en establecimientos físicos, así como páginas web, aparte de la gran variedad de sabores y colores que le caracterizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »