Día Mundial Contra el Cáncer de Colon, 31 de marzo.

Día Mundial Contra el Cáncer de Colon, 31 de marzo.

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o en el recto (parte final del colon). Dependiendo de su localización y del lugar de su origen entonces se denomina cáncer de colon o cáncer de recto. Normalmente se denomina cáncer colorrectal pues ambas patologías comparten características comunes.

Una parte importante de los casos que se diagnostican de cáncer de colon se inician como un conjunto de células pequeño y no cancerígeno( benigno) denominado “pólipo adenomatoso” que, con el transcurso del tiempo, estos pólipos pueden degenerar en células cancerígenas, apareciendo ya el cáncer de colon.




Las causas por las que se desarrolla el tumor no se sabe a ciencia cierta cuáles son pero es importante conocer los síntomas y los factores de riesgo para su prevención.

El cáncer de colon representa el 15% de los tumores totales detectados en España.

SÍNTOMAS.

El cáncer de colon no da prácticamente síntomas hasta encontrarse en fases avanzadas, aunque si estamos atentos a nuestro cuerpo, este puede estar dándonos pequeños avisos que nos ayudarán a dar un gran paso hacia la curación o prevención, puesto que en el caso del cáncer de colon si se detecta precozmente existe un 90% de posibilidades de curación.

  1. Cambio en nuestros hábitos intestinales como diarreas, estreñimiento , etc…
  2. Sangrado en las heces, siendo éste el síntoma más frecuente.
  3. Malestar o dolor abdominal continuo.
  4. Sensación de no vaciar los intestinos por completo.
  5. Pérdida de peso brusco sin motivo aparente.
  6. Cansancio, agotamiento…

El cáncer de colon representa el segundo más frecuente en mujeres tras el de mama y el tercero de hombres.

FACTORES DE RIESGO.

Existe una parte de la población que se encuentra dentro del factor de riesgo. Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la posibilidad de padecer una enfermedad. En el caso del cáncer de colon existen diversos factores de riesgo, algunos como la edad o el factor hereditario no dependen de nosotros mientras que otros como el estilo de vida sí, y está en nuestra mano reducir las probabilidades de padecerlo.

A medida que vamos envejeciendo aumenta considerablemente el riesgo de padecer cáncer colorrectal, la gran mayoría de los casos que se diagnostican corresponden a personas con 50 años o más.

El factor hereditario juega también un papel muy importante en el caso del cáncer de colon. Antecedentes familiares de primer grado que hayan sufrido esta enfermedad o pólipos adenomatosos aumenta el riesgo de padecerlo. También el hecho de haber tenido pólipos adenomatosos con anterioridad nos incluye dentro del grupo de riesgo. En ambos casos las pruebas para la detección se deben realizar antes de los 50 años (edad recomendada para iniciar las pruebas de detección de cáncer de colon en personas excluidas de los factores de riesgo).

Bolsa de colostomía

Otro grupo de personas que se encuentran incluidas son aquellas con enfermedades inflamatorias intestinales como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Muchas enfermedades están relacionadas con el estilo de vida que ha llevado el paciente. Personas con sobrepeso, inactivas, que llevan un tipo de alimentación poco equilibrado basado en un alto consumo de carnes rojas, grasas, alimentos procesados, etc… son personas que están incluidas en el grupo de personas de factor de riesgo. Asimismo el consumo de tabaco o una ingesta excesiva de alcohol aumentan considerablemente los riesgos de padecer cáncer de colon.

No obstante, encontrarse dentro del grupo de la población con factor de riesgo no nos convertirá a “ciencia cierta en seguros” enfermos de cáncer de colon, pero sí nos alerta que nuestro cuerpo necesita revisiones periódicas pues tanto unos factores como otros aumentan la posibilidad de padecerlo por encima del resto de la población; por tanto, la prevención es nuestro mejor aliado.



Andalucía y Cataluña las comunidades autonómas con más casos de cáncer de colon detectados según datos de la AECC.

PREVENCIÓN.

Existen ciertos hábitos que ayudan a prevenir el cáncer de colon. En primer lugar se ha de controlar el sobrepeso y no llevar una vida sedentaria. Realizar ejercicio físico de manera regular ayuda a controlar el exceso de calorías a la vez que contribuye a un mejor funcionamiento de nuestro organismo.

En segundo lugar los especialistas recomiendan llevar una dieta equilibrada, disminuyendo el consumo de grasas y carnes rojas; a su vez que hemos de aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra, además de incorporar en nuestra dieta frutas y verduras como el brócoli o las coles de Bruselas, entre otras.

En tercer y último lugar la mejor prevención es la revisión. Acudir al médico para realizar controles es importante ya que, en ocasiones, el cáncer de colon , como hemos dicho anteriormente, no presenta síntomas notables hasta que está avanzada la enfermedad.

Artículos relacionados

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos,promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »