¿Conoces los beneficios de las frutas de otoño?

¿Conoces los beneficios de las frutas de otoño?

Para combatir los primeros catarros y mantenernos en forma durante el otoño, el consumo extra de vitaminas es importante y, gracias a la ingesta de fruta lo conseguiremos. Atrás quedarán el melón, la sandía y demás frutas frescas del verano.




La llegada del otoño nos aporta otras frutas como caquis o uvas que ayudarán a nuestro organismo a reforzar nuestras defensas. Es importante consumir la fruta que pertenece a cada temporada pues es cuando está en su mejor momento en cuanto a nutrientes y sabor. Descubre las propiedades nutricionales que las frutas habituales de otoño nos aportan.

CAQUI

El caqui o palosanto es una de las frutas  con mayores propiedades para nuestra salud, además de tener un gusto exquisito. Posee vitaminas (provitamina A, vitamina C, vitamina E y vitamina B1 y B2) y minerales como el potasio. También es una fruta rica en agua (ideal para personas con problemas de retención de líquidos)  y en fibra soluble (recomendado para aquellas personas que padecen de estreñimiento). Tiene propiedades antioxidantes, gracias a las vitaminas, pero sobretodo al licopeno. Al ser rico en flavonoide licopeno es capaz de neutralizar los efectos negativos de los radicales libres  que son responsables de la aparición de numerosas enfermedades degenerativas.

Seguramente el caqui es una de las frutas de otoño menos degustadas por los lectores.

UVA

Aunque es una fruta que encontramos durante todo el año, es propia del otoño. Entre los nutrientes que aportan destacan los azúcares y las frutas-de-otono-2 vitaminas (sobretodo A) además de ácido fólico, flavonoides, taninos y minerales como potasio, calcio, hierro o magnesio entre otros.

En cuanto a los azúcares destacan la glucosa y la fructosa por lo que no resulta adecuada para personas diabéticas. Entre sus definidas propiedades encontramos que es un excelente alimento depurativo, suave laxante natural (las sustancias que ayudan a regular y equilibrar la flora intestinal se encuentran en la piel y las pepitas), diurético (tiene propiedades descongestionantes por lo que es aconsejable en casos de gota, litiasis renal o, simplemente en pacientes con retención de líquidos), antitumoral (gracias a que es una fruta rica en antioxidantes ayuda a nuestro sistema inmunitario) y cardiosaludable (favorece el buen estado de las arterias y su circulación), previene la osteoporosis (gracias a su contenido en boro), etc…

La Uva es rica una de las frutas de otoño más rica en antioxidante.



GRANADA


Esta fruta propia del otoño tiene un gran poder antioxidante y actúa como estimulante del deseo sexual tanto en hombres como mujeres. Esta fruta carnosa está considerada una «superfruta» debido a la gran frutas-de-otoño-1 cantidad de beneficios que aporta a nuestro organismo ayudándonos contra los radicales libres. Fuente de minerales como calcio, potasio, fósforo, manganeso, hierro y vitaminas B1, B2 y C. Gracias a su poder antioxidante favorece la circulación sanguínea, reduce la presión arterial, en definitiva, mejora nuestra salud cardiovascular.

Gracias al potasio ayuda a la eliminación de agua y sales, por tanto, es una fruta muy diurética. La granada ayuda en la prevención de enfermedades estomacales, reduce los niveles de colesterol LDL y estimula el sistema inmunológico gracias a los antioxidantes. También gracias a la presencia de polifenoles antioxidantes, el consumo de esta fruta puede llegar a inhibir el crecimiento de células tumorales. La ingesta diaria de esta fruta nos aporta alrededor del 45% de fibra recomendada. Se puede consumir recién exprimido como zumo. El consumo diario de este zumo aumenta el deseo sexual, ya que aumenta los niveles de testosterona hasta un 30%.

La granada estaba considerada en la antigüedad como el fruto de la fertilidad.

KIWI

Esta fruta originaria de China (no llegó a Nueva Zelanda hasta el siglo XX), lo encontramos en las fruterías durante todo el año, pero está considerado un fruto de otoño. El kiwi es rico en nutrientes y bajo en calorías, por tanto, una fruta que nos aportará muchos beneficios a nuestra salud. Contiene mayor concentración de vitamina C que la naranja, una pieza de kiwi nos aporta el 80% de vitamina C recomendada al día. Esta vitamina, como potente antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y tumorales. También contiene un alto contenido en fibra lo cual ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y mejorar nuestra digestión.

Gracias a su contenido en vitamina E y ácidos grasos Omega 3 y 6, fluidifica la sangre protegiendo nuestro organismo de trombosis, derrames cerebrales e infartos, entre otros. También encontramos minerales como magnesio, potasio y cobre que permiten mejorar el desarrollo de nuestros huesos así como ayuda al funcionamiento de nervios, músculos y órganos.

El kiwi contiene más del doble de vitamina C que una naranja.




Desde El Titular si te ha gustado este artículo sobre las frutas de otoño, te recomendamos que leas nuestro apartado de gastronomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »