La alergia primavera y los niños

La alergia primaveral en los niños

En pocos días llegará la primavera y con ella, aparecerán las alergias primaverales. No sólo los adultos sufren durante esta estación de alergias estacionales sino que los más pequeños de la casa también sufren síntomas muy parecidos a los de los adultos.

La alergia primaveral se ha demostrado que puede empezar a desarrollarse a partir de los 3 años de edad y arrastrarla de por vida.

La alergia se produce por la exposición del organismo a unas sustancias denominadas alérgenos ( en primavera suele deberse al polen) , lo que provoca que el sistema inmunitario reaccione ante estas sustancias inofensivas como si estuvieran atacando al cuerpo, o lo que es lo mismo, provoca en el organismo una reacción.




Los más pequeños de la casa sufren al igual que los adultos los molestos síntomas de la alergia primaveral.

Los síntomas en los niñ@s son muy parecidos a los de los adultos: goteo nasal, congestión nasal, estornudos, carraspeo de garganta, picazón en los ojos e, incluso, ojos llorosos… . En ocasiones, la alergia primaveral es confundida con el resfriado común debido a que comparten parte de los síntomas. A diferencia del resfriado común la alergia estacional se identifica por un lado porque no provoca fiebre pero además,también, porque los patrones vienen siempre tras una exposición a alguna cosa en particular, siendo estos síntomas patentes de manera repetitiva.

La alergia primavera y los niños

En el caso de los pequeños de la casa los síntomas que padecen puede afectar a su vida normal pues los síntomas pueden provocar más dificultad a la hora de conciliar el sueño, además el polen afecta directamente a los ojos provocando irritación y lagrimeo continuo durante el día.

Existen diferentes pautas a seguir para intentar no acusar demasiado los síntomas de la alergia estacional.

¿Qué medidas tomar ante una alergia primaveral?

En primer lugar, es conveniente conocer la previsión diaria de alérgenos en el aire. Los días en que la concentración de polen es más elevada conviene que los niñ@s afectados por la alergia estacional no realicen actividades al aire libre, lo que puede afectar a su actividad en la escuela y en las actividades familiares, las cuales se deberían planificar en función de los niveles de polen.

En segundo lugar, los ojos son uno de los órganos que más se ven afectados por la alergia estacional, en concreto por el polen. En el caso de los pequeños es prácticamente imposible que no se froten los ojos ante el picor o lagrimeo ocular, por tanto, la mejor recomendación es que utilicen gafas de sol ajustadas evitando de esta manera el contacto directo con el polen y su consecuente reacción en el globo ocular.

En tercer lugar, durante los días de alta polinización es conveniente que espacios cerrados como el hogar, el coche, colegios etc… permanezcan con las ventanas cerradas.

Por último, si sospechas que tu hijo o hija pueden estar padeciendo una alergia primaveral has de consultar a su pediatra, ya que él te orientará de qué manera abordar la alergia y ,posteriormente, el alergólogo determinará el tratamiento a seguir.

En este otro artículo podrás comprobar como prevenir las alergias estacionales, haz click ¡¡AQUí!!




1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos,promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »