El abuso de los medicamentos debilita el sistema inmunológico.

El abuso de los medicamentos debilita el sistema inmunológico.

El abuso de los medicamentos debilita el sistema inmunológico.

Cada vez son más los profesionales de la medicina que recomiendan que no se abuse de los medicamentos. La automedicación no está recomendada en ningún caso, ya que lejos de producir beneficios en la salud pueden incluso hasta perjudicarla aún más. Estos son los riesgos del abuso de los medicamentos.




Aumento de peso.

Se ha comprobado que algunas sustancias utilizadas en las composiciones de muchos medicamentos alteran la flora intestinal, así como el metabolismo de las personas. Abusar de este tipo de productos puede producir diarreas y aumento de peso.

Los medicamentos siempre deben usarse bajo prescripción médica y con la información necesaria que puede proporcionar al paciente su farmacéutico.

Debilitamiento del sistema inmune.

El abuso de ciertas medicinas puede terminar con lo que se conocen como las bacterias buenas de nuestro organismo. Acabar con ellas significa privar a nuestro cuerpo de su defensa natural ante agentes externos.

Si el sistema inmunológico se ve deteriorado la persona es más vulnerable ante posibles enfermedades infecciosas. Sin nuestro sistema inmune no llegaríamos a vivir tantos años. Por eso es importante, cuidarlo y reforzarlo adecuadamente respetando los tiempos de cada tratamiento médico y nunca automedicándose. El remedio puede ser mucho peor que la enfermedad.

Se trata de cuidar la salud y no de perjudicarla cayendo en el error de la automedicación.

Los medicamentos y su función.

Si nos paramos a pensar todos los medicamentos van acompañados de un prospecto que contiene una serie de efectos secundarios que se verán agravados en el caso de su uso continuado.

El abuso de medicamentos en Alicante, así como las conductas adictivas son muy peligrosas para la salud y deben evitarse. Los riesgos de adicción a los medicamentos de prescripción aumentan cuando se utilizan de manera distinta a las indicadas por el médico. Los médicos y los farmacéuticos pueden jugar un papel en su identificación y prevención.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »