eventración

Tratamiento quirúrgico de la eventración

Una eventración o hernias, es el resultado que arroja una cicatrización incorrecta de algún corte realizado en el área abdominal ante un tratamiento quirúrgico.

El resultado de una mala cicatrización es un agujero en el área abdominal por donde pueden salir argumentos intestinales, lo que provocará obstrucciones, mucho dolor, y entre otros casos más graves, la necrosis intestinal.

Una eventración o hernias, pueden generarse por diferentes causas, tanto por parte del paciente, como del mismo tratamiento quirúrgico o del propio cirujano.

Cuando hablamos de enfermedades provocadas por alguna falla muscular, la solución suele pasar a temas de cirugía. La finalidad de ello es corregir definitivamente la falla para evitar la reaparición de dichas enfermedades, procurando de tal manera la mayor satisfacción del paciente.

El tiempo y las experiencias se han encargado de mostrar que el mejor tratamiento para las hernias abdominales, es la hernioplastia sin tensión. Esto significa corregir hernias mediante prótesis que refuerzan de manera segura la falla que se encuentre en la pared abdominal.

Síntomas y causas de la eventración

Una eventración a menudo es asintomática. Los pacientes pueden experimentar síntomas respiratorios tales como dificultad para respirar, tos o dolor en el pecho, particularmente durante el ejercicio.

Incluso los pacientes que presenten una eventración pueden sufrir neumonía recurrente, bronquitis o arritmias cardíacas. Sin embargo, también pueden experimentar molestias gastrointestinales resultantes de la compresión del estómago.

Existen diversas causas de eventración como mencionábamos anteriormente, estas suelen suceder por parte del paciente, el tratamiento quirúrgico, o el mismísimo cirujano. Cuando los síntomas de la eventración se generan por parte del paciente, existen circunstancias que suelen  dificultar cicatrización correcta que una herida quirúrgica debe tener, bien sea por obesidad, una mala nutrición, falta de vitaminas, enfermedades a causa del colágeno, entre otras.

Si los síntomas de la eventración se generan por causas relativas a la propia cirugía, pueden  crear complicaciones que afectan al cierren correcto y cicatrización de dicha herida, bien sea por una infección en la herida por alguna contaminación en la herida, cierres de la herida con tensión en exceso, etc.

Uno de los factores más importantes relacionados ante una correcta cicatrización de una herida quirúrgica, es el cierre adecuado de dicha herida por parte del cirujano. A ello se le conoce como una técnica buena para el cierre de la pared abdominal.

Incluso, es tan delicado el tema que existe un consenso medico científico que se encarga de mostrar cómo se debe llevar a cabo la técnica del cierre de pared abdominal, para minimizar lo mas que se pueda la creación posterior de una eventración.

Independientemente de la incitación genética y el deterioro que se genera en la pared abdominal, existen ciertos hábitos que son poco saludables y suelen ser la causa principal de la aparición de dichas enfermedades. Como realizar esfuerzos físicos innecesarios, levantar pesos de manera brusca, obesidad, tos crónica de fumadores, estreñimientos, entre otras.

Estas suelen ser las causas más frecuentes que ayudan a la aparición de las hernias. Por ende debes llevar una vida mucho más saludable con ejercicios y buena alimentación para prevenir alguna eventración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »