Donald Trump

¿Quién es realmente Donald Trump?

Donald Trump se convertía el 20 de enero de 2017, en el 45.° presidente de los Estados Unidos.​  La imagen que proyectó en su campaña electoral por la Presidencia era de la un empresario de éxito que quería volver a hacer una América Grande de Nuevo (Great America again). Sin embargo la realidad parece bastante distinta según explican en un magnífico documental de la serie Dirty Money, que se emite en Netflix, titulado “El charlatán” y dirigido por Fisher Stevens.

Donald Trump define su apellido como una marca de lujo y éxito que siempre cumple. Los analistas del programa lo presentan como un showman que constantemente se está promocionando a si mismo y como un vendedor hábil. El electorado estadounidense piensa que votó a un gran empresario y negociador pero la realidad es otra y la pregunta es ¿cuando perderán los americanos la confianza en su Presidente?

La gente cree que es un empresario multimillonario de éxito que se ha hecho a si mismo y una hábil negociador sin embargo este documental muestra la verdadera cara de Donald Trump: un charlatán.

Los inicios de Donald Trump

El periodista Tim O’Brien, autor de Trump Nation, que participa en el programa asegura que el padre del empresario Fred Trump ayudó en los inicios a su hijo a diferencia de lo que él hace creer. Realmente el emprendedor de éxito fue su padre, que generó su fortuna como constructor de viviendas de clase media en Brooklyn y Queens.

Donald Trump afirma que su padre le prestó un millón de dolores al principio y ahí siguió su carrera de éxito en solitario, no es cierto, las aportaciones fueron mucho más numerosas, de decenas de millones.

En la Universidad Trump sopesó irse a Hollywood pero al final se decidió por el mundo de la construcción donde estaba la empresa de su padre, el creía que podía montar un espectáculo y fabricar sueños construyendo edificios. El veía Nueva York y Manhattan como un escenario y un sitio donde ganar mucho dinero.

El testimonio de Barbara Res

Bárbara Res trabajó para Donald Trump durante unos 18 años en la década de los 70, fue la vicepresidenta responsable de la construcción de la Trump Tower y la responsable de la construcción del Hotel Plaza. Ahí aprendiendo Donald que poner el apellido Trump a sus promociones funcionaba bien comercialmente.

Bárbara explica que la construcción de la Trump Tower fue un momento decisivo porque situó a Donald en el mapa. Fue un proyecto que llevó a la fama a Donald por primera vez en solitario, salio en Time, Newsweek y programas de televisión y disfrutaba mucho con esa fama.

Hacía sus propias relaciones públicas hasta el punto que inventó una personalidad ficticia para hablar con los medios, John Baron, que se hacía pasar por representante de Trump.

El show de Donald Trump

Donald Trump actúa constantemente, como si su vida fuera un reality permanente, eso opina el escritor Rusell Simmon al que Trump prologó dos libros. Daba la imagen de la fortuna, de las mejores cosas. Para la comunidad del Hip-Hop era la persona que había hecho realidad el suelo americano, aunque la verdad es que a diferencia de la gente de clase baja y media el venía de un entorno de riqueza. Para Rusell estar con Trump era como estar en un película debido a su sobreactuación constante y como se pasaba todo el tiempo hablando de las cosas que llevaban su apellido.

Según A.J. Benza, cronista de sociedad, explica que en los 80 y 90, antes de la llegada de Internet, la imagen de una persona se creaba en los medios de comunicación y no existía el concepto de marca personal, pero Benza explica que el fue quien creó desde los ecos de sociedad la marca de Donald Trump. Cuando Trump les daba información para sus reportajes de sociedad solo pedía una cosa, que incluyeran la palabra multimillonario.

Problemas judiciales

Usó los medios de comunicación para difundir su patrimonio que dijo era de 1.000 millones de dólares, cuando llegó a la presidencia decía que tenía más de 10.000 millones. Sin embargo el periodista que ha escrito un libro sobre su figura tenía fuentes que reducían el presupuesto del supuesto magnate a 250 millones de dólares, la realidad es que no pudo entrar en el club de los multimillonarios. Por esto motivo el periodista explica que Trump lo demandó por 5.000 millones de dólares y en el curso del juicio tuvo que reconocer que había mentido en más de 30 ocasiones.

Trump ha sido demandado más de 4.000 veces y 130 desde que es Presidente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos,promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »