Prospectiva de escenarios. Imagen de una ciudad del futuro

Prospectiva de escenarios

La Prospectiva de Escenarios es el nombre que recibe la técnica de referencia para la exploración de futuros posibles o plausibles.

Los escenarios hacen examen exhaustivo de las opciones y alternativas que tienen delante suyo los responsables de tomar las decisiones estratégicas. Cada escenario debe producir un modelo de proyección del presente en dirección hacia un futuro deseado y plausible. Este modelo deberá incluir las acciones y tareas necesarias para lograr su objetivo.

El concepto de escenarios fue introducido en Prospectiva por Herman Kahn en los EE.UU. cuando trabajaba en la RAND Corporation) y  fundador del Hudson Institute. El concepto de los escenarios también ocupa un lugar de relevancia en el libro Construyendo el futuro deseado del doctor Francesc Xavier Altarriba, una referencia internacional en el campo de la prospectiva.

Hoy, el método de escenarios se ha desarrollado mundialmente como una metodología utilizada en Ciencias Sociales, en Estrategia, Logística, Gestión de Recursos Humanos, Política Internacional, Geopolítica, Recursos Naturales, Ecología, etc.  La técnica de escenarios tiene por objeto describir los pasos metodológicos para el diseño de estas herramientas de previsión y prospectiva.

¿Qué es un escenario?

Un escenario se define como la creación de un modelo de una situación futura y deseada.

El debe contener los siguientes puntos en este orden:

  1. Una situación inicial
  2. La trayectoria futura más probable con los cursos de acción posibles
  3. Situaciones que pueden darse, incluso por azar
  4. Determinar el horizonte temporal
  5. Descripción de la situación futura a la que se espera llegar.

Algunos tipos de escenarios son: tendenciales, normativos (optimistas, pesimistas) y aberrantes.

Prospectiva de Escenarios en el ámbito empresarial

Existen entidades que realizan una Consultoría Estratégica y operativa para aplicar la prospectiva al desarrollo y establecimiento de nuevas iniciativas empresariales y llevar a las ya establecidas a nuevos niveles y nuevos mercados. Esto exige de un proceso de definición de rutas de acción claramente definidas.

La consultoría debe orientarse a realizar una evaluación integral de las operaciones actuales y planes de desarrollo e inversión futuros, con el propósito de establecer un diagnóstico adecuado necesario para la formulación de las nuevas estrategias de negocio e inversión.

Este proceso comprende cuatro fases claramente definidas: Recogida de información en la empresa cliente, Diagnóstico, Desarrollo de Soluciones e Implementación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »