Las consecuencias de la primavera árabe

Las manifestaciones del mundo árabe, también conocidas como Primavera Árabe , correspondieron en su momento a manifestaciones populares de la población árabe en defensa de la democracia y los derechos sociales.

El 17 de diciembre de 2010, en Túnez, un vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi fue detenido por la policía quien le quitó todas sus mercancías, cuentas de ahorro y como consecuencia se inmoló. Miles de tunecinos en ese momento se revelaron contra las condiciones a las que el país les tenía sometidos, esto produjo un efecto dominó en las naciones árabes.




En el año 2010, empieza la primavera Árabe que ha traído las siguientes consecuencias para sus países:

Siria: Las consecuencias son una  guerra civil, con 470.000 muertos, 4,6 millones de refugiados, y 6,6 millones de desplazados internos.

Túnez: Este país fue la cuna de la revolución árabe y es el único país que ha conseguido una democracia más o menos estable entendida desde occidente.

Egipto: Este país consiguió derrotar al dictador Hosni Mubarak, y después de unas elecciones que ganaron los Hermanos Musulmanes, el jefe del ejercito Abdefatah Al Sisi, da un golpe de estado, con las consecuencias de 3500  muertos y 41000 personas encarceladas.

Libia: Este país después de derrotar al dictador Muamar Gadafi tras una guerra, las consecuencias es que a día de hoy hay dos gobiernos que se disputan el poder, las consecuencias para el país no son nada favorables.

Bahrein: Las revueltas fueron resueltas con mano dura del Rey Hamad Al Jalifa Suni con una población mayoritaria Chii

Líbano: Acoge a más de un millón y medio de refugiados sirios y la violencia sectaria ha estallado en ciudades como Trípoli en mitad de la parálisis política y el deterioro de los servicios públicos.

Jordania: Abdala II ha logrado esquivar las protestas iniciales con leves reformas y un cambio de ejecutivo.

Irak: Este es un país fallido y el combustible lo acaba aprovechando el Estado Islámico.

Magreb: La dictadura marroquí, encarnada en el rey Mohamed VI sigue plácidamente en el poder tras convocar un referéndum constitucional en julio de 2011. En Argelia, Abdelaziz Buteflika, un presidente enfermo de 79 años, fue reelegido por cuarta vez en 2014. Su sucesión sigue siendo una incógnita en un país amenazado por la caída del precio del petróleo, la pobreza y la inestabilidad vecina.

Golfo Pérsico: Las monarquías bañadas en petrodólares conocieron escasa contestación.

En Arabia Saudí la minoría chií que representa entre el 10 y el 25% de la población- organizó protestas contra décadas de discriminación. Uno de sus rostros, el jeque Nimr al Nimr, fue ejecutado en enero por exigir el establecimiento de una monarquía constitucional.




En Kuwait, las manifestaciones concluyeron después de que la familia Al Sabah formará un nuevo Gobierno. La Primavera árabe fue aprovechada por Qatar para incrementar su influencia en la región, patrocinando el islam político en Egipto, Libia o Siria y desatando no pocas tensiones con el vecino saudí.

La primavera árabe continua…..

 

Ángel Rubio

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (35 votos,promedio: 4,97 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »