¿Puede perder el derecho de ver a mis hijos?

¿Puedo perder el derecho de ver a mis hijos?

Por sexto año consecutivo, el pasado 2020 siguieron bajando en España las separaciones y divorcios. Este descenso ha sido más notorio este pasado año debido a la situación sanitaria que ha afectado a nuestro país. La influencia del coronavirus tanto en las relaciones de pareja durante el confinamiento junto con la crisis económica resultante y el impacto de la actividades de los órganos judiciales han sido determinantes para esta caída tan acentuada.

Igualmente son miles las parejas que deciden año tras año romper su relación así como su convivencia. Los divorcios o separaciones en nuestro país cada vez están más integrados en la sociedad, quedando ya bastante lejos aquellos factores socioculturales que no “admitían” socialmente la ruptura de una pareja y/o matrimonio.

LA CUSTODIA DE LOS HIJOS.

Cuando una pareja con hijos decide romper su vida en común, la custodia de los hijos menores es uno de los principales temas a tratar. Hace años, la custodia exclusiva o monoparental era la opción más habitual. En la actualidad, el régimen de custodia compartida es cada vez más frecuente en nuestro país.  Los progenitores optan por este régimen o forma de guarda y custodia que contempla el derecho de familia y atribuye a ambos progenitores la custodia, en definitiva, permite que los hijos convivan con ambos progenitores gracias a periodos alternos de convivencia previamente establecidos.

En cualquier separación a la hora de establecer el régimen de custodia siempre prevalece el interés del menor.

Siempre es conveniente cuando existen hijos que se contraten los servicios de una abogada de familia en Barcelona (o cualquier municipio donde se tenga establecida la vivienda). Sus competencias van desde separaciones, divorcios y acuerdos entre las partes, tutelas, custodia compartida de hijos, entre otras funciones. Además lleva a cabo el cálculo y ejecución de las pensiones de alimentos y económicas. Sin duda, una labor muy necesaria en caso de la custodia de los menores a cargo.

Pero, en ocasiones, las separaciones o divorcios no son tan fáciles debido a diversos factores, lo cual acaba afectando a la custodia de los hijos, por ello, es imprescindible tener un buen asesoramiento jurídico.

En caso de un proceso de divorcio, es el abogado o abogada de divorcio en Barcelona quien debe asesorar y guiar a su cliente o clientes (en caso de compartir abogado en divorcios de mutuo acuerdo). Además puede encargarse de redactar el documento del convenio regulador para acordar la custodia de los hijos así como el resto de cuestiones implicadas en el divorcio.

¿QUÉ CIRCUNSTANCIAS PUEDEN LLEVAR A PERDER EL RÉGIMEN DE VISITAS SOBRE LOS HIJOS?

Existen diversos motivos por los que un juez puede suspender, modificar, eliminar o restringir el régimen de visitas acordado por ambas partes que se fijó en su día tras la sentencia de separación o divorcio. En cualquier caso siempre debe primar y ponderarse a la hora de acordar medidas restrictivas el interés superior del menor por encima de todo.

Desatender los cuidados principales de los hijos como la alimentación, higiene, escolarización, etc. Es motivo para perder el régimen de visitas e incluso la custodia.

A continuación, enumeramos las circunstancias por las que un progenitor puede perder el derecho a ver a sus hijos:

  • Cuando el progenitor no custodio incumple de manera grave y reiteradamente sin causa justificada sus obligaciones o deberes impuestos por la resolución judicial tales como incumplimiento del régimen de visitas, no pasar la pensión alimenticia, etc. En dicho caso, el juez puede llevar a acordar la suspensión del régimen de visitas por el interés del menor con el fin de no crearle falsas expectativas con respecto a su progenitor. En dicho caso, es conveniente que el progenitor custodio interponga ante el Juzgado de Familia las correspondientes demandas para que así conste.
  • Otra situación por la que se puede suspender la patria potestad y el régimen de visitas se da cuando se esté investigando un delito contra la integridad física, sexual o moral contra la pareja, cónyuge o descendientes.
  • Una de las circunstancias más comunes por las que en la actualidad se suspende el régimen de visitas es por sufrir maltrato dentro del ámbito familiar. El juez puede decretar la suspensión del régimen de visitas a aquel progenitor condenado por delito de malos tratos contra su pareja o cónyuge y/o por delito de maltrato a los hijos.
  • Síndrome de alienación temporal, consiste en un transtorno mental del menor provocado por uno de sus progenitores en contra del otro.
  • Por último, existen otras causas por las que puede suspenderse, aunque sea de manera temporal, el régimen de visitas como: carácter violento del progenitor que puede poner en riesgo la integridad física o psíquica de los menores; que el progenitor se encuentre condenado en prisión; patología mental que lo incapacite para hacerse cargo del menor; por último, que sea alcohólic@ o drogadict@.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »