Ortodoncias infantiles y cuidados dentales.

Ortodoncias infantiles y cuidados dentales.

Para que nuestros hijos luzcan unos dientes sanos en un futuro debemos de hacer una tratado muy intenso de las ortodoncias infantiles y darle los cuidados que se merecen.

Ortodoncias infantiles y cuidados dentales.

La caída de los dientes de leche suele comenzar alrededor de los 5 o 6 años y puede prolongarse hasta los 12, con la sustitución de los premolares y la aparición de los molares definitivos. A medida que los dientes definitivos empiezan a crecer y a situarse en sus respectivos lugares, es posible que se generen malformaciones bucodentales que, a la larga, pueden afectar a la mordida y a la salud en general del niño. Por ello, es recomendable realizar la primera revisión ortodoncista sobre los 7 u 8 años, para controlar el crecimiento de los dientes y su posición. Los resultados de la ortodoncia son mucho más efectivos durante la infancia, porque es más fácil corregir los defectos óseos y alinear las malas posiciones dentales durante el periodo de crecimiento que en la edad adulta.



Corregir la posición de los dientes definitivos desde una edad temprana ayuda a prevenir malformaciones posteriores.

Revisar anualmente la erupción dental y la oclusión bucal a partir de los 7 años es relevante para diagnosticar de forma precoz alguna anomalía y prevenir así malformaciones posteriores. Sin embargo, es aconsejable iniciar el seguimiento de la evolución de los dientes de leche a partir de los 3 años y consultar con el odontopediatra cualquier problema que pueda surgir durante la aparición de las piezas definitivas. En caso que hay que corregir la posición de determinados dientes para evitar problemas óseos en la mandíbula, existen dos tipos de ortodoncias infantiles. Estos aparatos están adaptados a las características físicas  de los niños y destacan por múltiples propiedades:

  • Ortodoncias removibles: estos aparatos se pueden quitar y poner a lo largo del día. Están fabricados con material acrílico y se sostienen en los molares m durante unos ganchitos metálicos. Las ortodoncias removibles sirven para corregir defectos óseos aprovechando el crecimiento del niño, por lo que no son útiles en adultos. El problema más común que suelen tratar es el paladar ojivas o estrecho, que produce una mordida cruzada posterior. El uso de estos aparatos condiciona los resultados del tratamiento: cuántas más horas se lleve puesto, más rápida y evidente será la corrección. Para que este aparato sea efectivo, precisa un mínimo de horas de uso, por lo que es necesario llevarlo puesto toda la noche y unas 4 o 6 horas mínimo durante el día.

Para adaptar las ortodoncias infantiles es habitual realizar varios moldes de la mandíbula en un corto periodo, debido al rápido crecimiento en esta etapa de la vida.

  • Ortodoncias infantiles y cuidados dentales. Ortodoncias fijas: estos aparatos dentales son más conocidos como brackets y van cementados a cada diente. Los brackets permiten controlar la posición exacta de cada pieza dental, por lo que se consigue una oclusión perfecta. Además existe la posibilidad de escoger el material con el que están hechos, así que pueden ser metálicos o de porcelana. Una vez aclarados estos puntos sobre los distintos aparatos dentales para niños, hay que tener en cuenta otros aspectos relacionados con el tratamiento a partir de ortodoncias infantiles y que determinan en gran medida el cuidado dental de los niños:

¿A partir de qué edad los niños pueden llevar aparatos en los dientes? El uso de las ortodoncias removibles o fijas depende en gran medida de la edad del niño. A partir de los 7 años, el niño es consciente de la utilización de los aparatos removibles y puede ser también responsable de su uso bajo supervisión. No obstante, para la utilización de la ortodoncia fija, habrá que esperar a contar con todos los dientes definitivos, ya que la principal función de los brackets es posicionar correctamente cada uno de los dientes para conseguir una oclusión perfecta sin ningún tipo de desviación.




¿Qué cuidados dentales debe seguir un niño con ortodoncia? Si el niño utiliza ortodoncia, independientemente del tipo que sea , debe extremar las medidas de higiene y limpieza bucodental. En caso de que lleve aparatos fijos, se recomienda el cepillado de los dientes tras cada comida, para eliminar los restos de alimentos acumulados en los aparatos y evitar que generen infecciones. Si lleva aparatos removibles, debe limpiarlos siempre antes de ponérselos y quitárselos, con agua y un cepillo especial, sin olvidar la limpieza dental después de comer. El cepillado de dientes se puede complementar con un enjuague bucal con poco flúor, específico para niños con ortodoncias.

¿Con qué regularidad debe visitar al dentista? En el momento en el que se inicia un tratamiento con ortodoncia, es aconsejable que el niño visite al dentista con mayor frecuencia, para hacer un seguimiento más detallado de la evolución del tratamiento. Por ello, es preferible realizar una visita periódica. El propio especialista programará las visitas en función de la evolución del tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »