La oruga procesionaria llega con más fuerza que nunca esta primavera a Madrid

La oruga procesionaria llega con más fuerza que nunca esta primavera a Madrid

La primavera acaba de llegar a nuestro país. Las suaves temperaturas junto con la escasez de lluvias que nos han acompañado todo el invierno en la Península han provocado que la procesionaria del pino adelantara su llegada este año con respecto a las fechas habituales. Una oruga procesionaria que ha llegado con más fuerza que nunca esta primavera.

El incremento de las temperaturas debido al cambio climático ha favorecido su expansión por toda la Península además de hacerla más resistente, por lo que, la oruga procesionaria es una problemática en auge en todo nuestro territorio.

¿Por qué es importante conocer el ciclo de vida de la oruga procesionaria?

Para saber cómo combatir la plaga de la procesionaria es importante conocer en qué ciclo de su vida se encuentra. Existen diferentes métodos para exterminar la oruga procesionaria del pino como la eliminación de los nidos, trampas de feromonas, barreras físicas según el estado larvario en el que se encuentre…pero actuar desde la prevención es la mejor solución. En la actualidad, la endoterapia es la mejor prevención contra la oruga procesionaria.

La oruga procesionaria es una plaga dañina para el ecosistema pero también para la salud pública.

La procesionaria del pino en su ciclo de vida pasa, fundamentalmente, por tres etapas: larva, capullo y polilla. Durante el invierno se resguarda de las frías temperaturas dentro de unos bolsones que ella misma fabrica en la copa de los árboles. Este peligroso defoliador ataca, principalmente a nuestros pinares, aunque también puede dañar otras especies arbóreas como cedros y abetos. Esta plaga vuelve cada año de manera cíclica dejando árboles enfermos y esqueléticos a su paso.

El cálido invierno ha favorecido que la oruga procesionaria llegue con más fuerza que nunca esta primavera.

Cuando las temperaturas empiezan a subir a finales de invierno e inicios de la primavera, este minúsculo animal desciende de los árboles y camina por el suelo en forma de procesión (de ahí su nombre) hasta encontrar un sitio adecuado para enterrarse. Es en este momento cuando suponen un importante riesgo para el ecosistema pero también para la salud de personas y animales domésticos.

La procesionaria del pino supone un riesgo sanitario pues el simple contacto con esta oruga puede causar reacciones que van desde inflamación leve, dermatitis, reacciones alérgicas graves e, incluso, en los mascotas puede provocarles la muerte.

La oruga procesionaria llega con más fuerza que nunca.

Este año, el invierno cálido y carente de agua que hemos tenido en todo el territorio español ha facilitado el descenso de la procesionaria del pino de los árboles antes de lo previsto. Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid entre otras comunidades autónomas ya llevan semanas tomando medidas contra esta peligrosa plaga.

En la región madrileña ya se detectó su presencia a finales de enero, por lo que, la oruga procesionaria llega con más fuerza que nunca esta primavera a Madrid. Además no solo se ha detectado en los bosques madrileños sino también en áreas urbanas, parques infantiles, urbanizaciones y zonas residenciales donde existe la presencia de las especies arbóreas mencionadas anteriormente. En estos casos, no solo es importante no acercarse debido al peligro que supone para la salud pública,sino también dar parte a las autoridades competentes.​

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »