Krokodil: la nueva droga que ha llegado a España





Krokodil: la droga “zombie” ya ha llegado a España.

Krokodil o desomorfina es la droga más terrible hasta ahora conocida, y ha llegado a España. El Grupo de Investigación TXP de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón, ha detectado por primera vez un caso de consumo de esta letal droga. Han saltado las alarmas entre las autoridades sanitarias españolas, avisando a los CAP‘s o urgencias, así como, a los servicios de adicciones y salud mental que deben estar alerta ante posibles nuevos casos.

¿En qué consiste esta terrible droga?

La desomorfina es una droga casera resultante de la combinación de tabletas a base de codeína, disolvente de pintura, líquido para encendedores, gasolina, ácido clorhídrico, fósforo rojo (se consigue raspando las cajas de cerillas) y yodo. El resultado de la cocción de estos letales ingredientes es conocido “popularmente” con el nombre de krokodil.

Los consumidores cocinan la droga de manera continua pues su efecto es bastante efímero, dura entre 90 minutos y dos horas, lo que  lleva consigo una adicción mayor que la heroína, pues los consumidores se la inyectan varias veces a lo largo del día.

Esta droga tiene una fuerza hasta diez veces mayor que la heroína y su precio es de coste más bajo. El nombre de krokodil viene dado al aspecto que toma la piel del consumidor volviéndose verde y escamosa, similar a la de un cocodrilo, siendo este uno de los efectos secundarios.




La krokodil caníbal destroza los órganos a velocidad vertiginosa.

¿Qué espeluznantes efectos tiene sobre el consumidor?

El consumo de esta droga produce terribles daños en los tejidos, gangrena, infecciones en los huesos, osteomielitis en los huesos de la mandíbula y la cara, llagas y úlceras en frente y cráneo, necrosis, daños cerebrales, putrefacción de dientes, y por si fuera poco, hígado y riñones sufren también daños irreversibles. Por último, la piel es devorada por los productos químicos de la droga, que pudre la carne hasta llegar al hueso que queda totalmente al descubierto. La destrucción del cuerpo de los consumidores es tan rápida que no viven más de dos años desde el inicio de su consumo.

La expansión del krokodil por Europa ha sido lenta pero gradual. En el año 2002 se dieron los primeros casos en Siberia, en 2011 ya se detectaron 100.000 casos en Rusia, 20.000 en Ucrania, también durante ese año se encontraron indicios de consumo en Alemania, y, en 2013 el krokodil cruzó el océano para pisar Argentina y surgieron los primeros casos en Estados Unidos. En 2016 ya se ha detectado el primer caso en España, esperemos que sea el primero y el último.

En esta ocasión, desde El titular hemos omitido las imágenes de las consecuencias de esta 
terrible droga canibal en el cuerpo de sus consumidores, para no herir la sensibilidad de 
nuestros lectores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »