inflación, un problema

Inflación, un problema

LA INFLACIÓN, UN PROBLEMA MÁS REAL QUE NUNCA.

La mayoría de los ciudadanos piensa que la inflación es una subida generalizada de precios que se produce por factores externos como la guerra de Ucrania y que se extiende a toda la economía por un efecto de contagio como si de un virus se tratase.

Pero nada más lejos de la realidad. La inflación fue definida con total precisión hace ya cuatro siglos, por un padre fundador de la escuela liberal salmantina llamado Juan de Mariana SJ que, en 1609 se quejaba en su “Tratado de Vellón” de que el Rey abusaba de la deuda y la impresión de moneda.

Tal como escribió Mariana, “Si baja el dinero del valor legal, suben todas las mercancías sin remedio, a la misma proporción que abajaron la moneda”.

Es decir, la fabricación de moneda o su versión actual, la impresión de billetes y la emisión ilimitada de deuda sin respaldo de demanda alguna, genera que el dinero pierda su poder adquisitivo y todos los precios suban, provocando irremediablemente la inflación.

El Estado lo que emite es una promesa de pago, un pagaré que tiene que estar respaldado por la demanda del sector privado.

Si el Estado emite billetes apoyado únicamente en la deuda y multiplica las emisiones tanto de papel moneda como de títulos que le endeudan cada vez más, al final esa unidad de cambio carece de valor y se genera la espiral de inflación en la que el socialismo cae de modo inevitable y de la que ya avisaban los primeros liberales hace cuatrocientos años.

La subida de precios no es la causa, es la consecuencia de la política monetaria equivocada. Ahora, la única solución es el duro camino de la disciplina presupuestaria, el drenaje de liquidez y la máxima eficiencia en el gasto.

Sin guerra en Ucrania, la inflación ya estaba en ascenso y el crecimiento económico estancado. El motivo es la letal laxitud del BCE que, guiado por la social democracia, ha comprado el 100% de la deuda emitida por España, provocando un tsunami de liquidez no demandada, que ahora nos ahoga en forma de ese gran problema llamado inflación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »