Recomendaciones para unas fiestas navideñas sin excesos

Recomendaciones para unas fiestas navideñas sin excesos

Llegan las fiestas navideñas y, con ellas, las tradicionales y copiosas comidas en familia, celebraciones con amigos e interminables comidas de empresa.

¿Es posible disfrutar de la Navidad sin poner en riesgo nuestra silueta?.

Recomendaciones para unas fiestas navideñas sin excesos.

Quedan escasos días para iniciar una de las épocas del año más entrañables en las que nos reunimos con nuestros familiares, amigos, llenos de recuerdos y grandes reencuentros. Pero también son días de abundantes comidas, regadas con alcohol y acompañadas como colofón final de turrones, polvorones, mazapanes… Año tras año intentamos no cometer excesos durante estos días de fiestas navideñas, pero durante prácticamente dos semanas es misión casi imposible no caer en la tentación de ciertos manjares, recetas que nos entran por la vista pero que sus calorías se alojan en nuestro cuerpo día tras día.



Las fiestas navideñas no pueden convertirse en una ingesta excesiva de calorías.

En Navidad podemos llegar a consumir en una sola comida el equivalente a uno o varios días completos. Esta ingesta calórica excesiva se traduce en pesadez, gases e indigestiones. Estos días todos debemos cuidar los alimentos que ingerimos pero, sobretodo, deben tener un especial cuidado aquellas personas que suelen tener colesterol alto puesto que estos días festivos solemos consumir alimentos más grasos.

Recomendaciones para unas fiestas navideñas sin excesos En definitiva, es aconsejable vigilar nuestra alimentación y moderarnos delante de una mesa repleta de alimentos exquisitos para poder recibir al nuevo año sin quilos de más.

Consíguelo siguiendo estos sencillos consejos:

– La Navidad no puede convertirse en una “ barra libre de excesos”. Entre la noche del 24 de diciembre y el día 1 de enero, son continuas las celebraciones y las comilonas familiares. Entre celebración y celebración debemos llevar una dieta equilibrada consumiendo productos frescos como frutas y verduras, evitando productos calóricos.

– Acompañar los productos más calóricos con los alimentos más ligeros. Si eres la anfitriona o el anfitrión elige un menú en el que los primeros platos sean ensaladas, cremas ligeras o caldos, como segundo plato es recomendable alimentos al horno tales como cabrito, cordero, pollo, dorada, etc cuya cocción es mucho más saludable que las recetas a base de salsas copiosas y de pesada digestión.

– Cuidado con el alcohol. Las comidas navideñas solemos regarlas con vinos, cavas y demás bebidas alcohólicas. Las sobremesas suelen alargarse hasta altas horas en las que el cava, los chupitos, gin-tonics etc, acompañan nuestra tertulia. Podemos beber durante las comidas y cenas algo de vino y cava pero es aconsejable intercalarlo con agua … nuestro cuerpo nos lo agradecerá. Si tras estas celebraciones vas a conducir, entonces las bebidas alcohólicas ni probarlas, no pongas en juego tu vida y la de los demás.



Un excesivo consumo de comidas copiosas, alcohol y dulces navideños puede dejar un sabor agridulce a nuestras fiestas navideñas.

– Moderación con los dulces navideños. No hay mesa que se precie en esta fiestas en la que no haya un buen surtido de turrones, polvorones, mazapanes. Estos típicos dulces navideños son una verdadera bomba calórica, por tanto, cuidado con realizar un consumo excesivo. No es necesario probarlos todos, ni comer una gran cantidad para deleitarnos con su exquisito sabor, tu salud y tu silueta te lo agradecerán.

Recomendaciones para unas fiestas navideñas sin excesos – Realizar actividad física. Aunque estos días festivos los compromisos suelen acaparar nuestra agenda, debemos plantearnos realizar algún tipo de actividad física durante estas vacaciones. Si eres de los que practica deporte de manera habitual intenta continuar con tu rutina, sino sueles realizar ninguna actividad física, es recomendable que durante estos días aproveches para salir a andar durante la mañana, nades o salgas en bicicleta. Las vacaciones de Navidad son días en los que no sólo debemos ocupar nuestro tiempo delante de una mesa repleta de tentaciones, sino que estos días festivos se deben presentar como unas fechas para tomar conciencia que nuestra salud depende en gran parte de uno hábitos de vida saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »