6 peculiaridades sorpredendentes sobre los espartanos





Esparta la polis de los guerreros de la Antigua Grecia.

Esparta fue una polis  de la Antigua Grecia situada a orillas del rio Eurotas en la península del Peloponeso. Capital de Laconia y una de las polis griegas más importantes junto a Tebas y Atenas. Esparta nació como entidad política en el siglo X a.C., a raíz de los invasores dorios subyugaron a la población local. Alrededor del 650 a.C. ya era una potencia militar en la Antigua Grecia.

En este artículo te explicaremos las 6 reglas imprescindibles para ser un auténtico espartano, con el objeto que comprendas mejor la “cultura de la guerra” que desarrollaron entonces.

1ª.- Seleccionaban a los bebés con diferentes pruebas.

Ya desde bebés los inspectores del Estado descartaban a aquellos bebés con defectos físicos. Los que pasaban la inspección iniciaban un largo camino para convertirse en auténticos espartanos.

Una de las pruebas para ver la resistencia de los bebés, era bañarlos íntegramente en vino, no atenderles cuando lloraban y se les entrenaba para no tener miedo a la oscuridad.

2º.- “Paidion”. Escuela militar.

Los niños entre 7 y 12 años pasaban un duro entrenamiento militar. A lo largo de dichos entrenamientos pasaban sus días en carpas con otros niños de su misma edad.

Los espartanos estaban obstinados con que el movimiento en forma de danza mejoraba la agilidad entre los pequeños, por lo que practicaban  con sus armas y al ritmo que se les marcaba.

3º.- Los guerreros espartanos se jubilaban a los 60 años

Los hombres no tenían más opción que hacerse guerreros, lo que en la época se entendían como oficios eran llevados a cabo por personas de clases sociales más bajas, como podrían ser agricultura, pesca, etc…

El Estado de Esparta tenía sus propias reglas.

4º.- Los espartanos tenían sus propios rituales.

Los adolescentes tenían que pasar un ritual que constaba en ser azotados frente al altar del templo de Artemis Orthia. Era una prueba para saber la resistencia de los jóvenes espartanos, ni que decir tiene, que muchos de estos jóvenes tuvieron consecuencias fatales y que no superaron esta “salvajada”.



5º.- Los espartanos cuidaban su dieta

Los espartanos eran muy fieles a su forma física, y sobre todo cuando se preveían guerras, en esas épocas comían raciones pequeñas.

Hay que tener en cuenta que en aquella época los ciudadanos que tenían sobrepeso eran ridiculizados en público.

El vino de mesa era parte de la dieta de los espartanos.

6º.- Los espartanos no podían vivir con sus mujeres hasta los 30.

El Estado les ponía ciertas dificultades para que estuviesen muy centrados en su trabajo, que era ganar guerras.

Mientras las mujeres podían vivir con su pareja a partir de los 20 años.

Aunque eso sí, los espartanos veían el matrimonio como forma para tener más guerreros, hasta tal punto que eran instruidos para considerar la salud y la aptitud de su pareja a la hora de poder elegirla.

Los solteros no estaban bien vistos.

7º.- El espartano no se rinde jamás.

Esparta Los espartanos estaban entrenados para no tener miedo en el campo de batalla, por lo que un espartano no se podía rendir y, en aquellos casos en los que alguno bajaba sus armas en el campo terminaba suicidándose en extrema vergüenza.

Dos clases de personas tenían sus nombres inscritos en la tumba: las mujeres que morían dando a luz o los hombres que cayeron en el campo de batalla.

La frase de despedida de la madre cuando un espartano iba a la guerra era “Vuelve con tu escudo o sobre él”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »