banderas española y catalana en la sede de la generalitat catalana

El Gobierno cierra las “embajadas catalanas” y Diplocat, ahorrando más de 25 millones a los ciudadanos

Los efectos de la aplicación del 155 obliga a cerrar las oficinas catalanas de atención en el exterior, un ahorro que los catalanes pronto notarán en el siguiente presupuesto.

 Más efectos del 155 El Gobierno cierra las “embajadas catalanas”, excepto la de Bruselas, y Diplocat, ahorrando más de 25 millones,  supone un gran ahorro.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy este viernes toca de lleno a todos aquellos entes que la Generalitat ha ido impulsando en los últimos años para exportar el ‘procés’ independentista, aunque con poco éxito y mucho gasto.

Las llamadas “embajadas catalanas” quedarán cerradas a partir de ahora, solo con la excepción de la de Bruselas, oficina de representación permanente de España en la UE y con la que cuentan todas las regiones españolas por igual.




Solo el coste de las delegaciones (sus alquileres y gastos corrientes) y el personal del departamento de Exteriores, dirigido por Raül Romeva, destinado a este fin supera los 23 millones.

El Gobierno también ordenó la clausura del patronato de Diplocat, una entidad público-privada al servicio del Govern para impulsar la proyección internacional de Cataluña y que tiene una partida de 2,3 millones de euros y 13 empleados propios.

Entre sus actividades más recientes destacó el viaje de una delegación catalana a Dinamarca hace unas semanas para explicar el referéndum del 1 de octubre en un festival político del país nórdico. 

La prioridad de Puigdemont de internacionalizar la causa secesionista lo demuestra el fuerte incremento presupuestario en la acción exterioraprobado para 2017, que asciende a 39,6 millones de euros, incrementándose el 80% y sumando 18 millones más con respecto a 2015.

2,3 millones de euros dedicado a viajes

Hasta el punto de que la actividad de la presidencia catalana para desarrollar su labor en el exterior quedó regada con 2,3 millones de euros, según los datos desprendidos de las cuentas públicas aprobadas para este año, reforzando especialmente la cuantía dedicada a viajes y transporte.

Pero la verdadera pretensión de internacionalizar se mide por número de embajadas catalanas. Los datos hablan por sí solos: en solo dos años se han duplicado. En febrero de 2015 Cataluña contaba con cinco instituciones propias en el exterior, y a día de hoy tiene 11 y otras tres que están pendientes de designar: Croacia, Marruecos y la Santa Sede. La Generalitat anunció, de hecho, su intención de abrir hasta 50 delegaciones en los próximos años.

La delegación en la Unión Europea es la joya de la corona del Govern, y no se va a cerrar. Está situada en el centro de la ciudad, cuenta con 2.391 metros cuadrados y los costes de alquiler ascenderían a más de un millón de euros, según publicó ‘El Periódico’.

Gracias a la aplicación del 155, El Gobierno cierra las “embajadas catalanas”, y Diplocat, volviendo así a la normalidad.

Artículos relacionados:  

LA MAYORÍA DE ENCUESTAS NO PREVÉ QUE NINGÚN BLOQUE SUME MAYORÍA ABSOLUTA

LA GENERALITAT CATALANA GASTÓ DINERO PÚBLICO PARA ESPIAR A GARCÍA ALBIOL Y ENRIC MILLO




1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos,promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »