Costilla de cerdo al horno

Como cocinar la costilla de cerdo al horno; bueno, bonito y barato

En esta ocasión desde El Titular os enseñaremos a cocinar un producto económico, muy sabroso y de fácil elaboración: las costillas de cerdo. La costilla de cerdo alterna la parte ósea con la carne y se puede preparar de múltiples maneras: a la brasa, ahumadas, y como otro ingrediente las encontramos en potajes y estofados.




En esta ocasión la cocinaremos al horno de manera tradicional, eso si, macerándola el día de antes.
Ingredientes:

Costilla de cerdo
Aliño para la costilla de cerdo

1kg costilla de cerdo entera
3 dientes de ajo
Sal gorda
Tomillo
Aceite de oliva
1 limón
Vino blanco para cocinar
Preparación:
La elaboración de este plato se debe llevar a cabo el día anterior a consumirlo, así, de esta manera, las costillas estarán  macerándose toda la noche y su gusto será mucho más intenso y exquisito.

Un buen aliño es fundamental para el sabor final de las costillas.

En primer lugar cogeremos un mortero e introduciremos los tres dientes de ajo enteros (pelados),  un poco de sal gorda y hojitas de tomillo. A continuación, lo machacaremos hasta formar una especie de “masa”. Llegado a este punto añadimos el zumo de un limón recién exprimido, unos 60ml. aproximadamente de aceite de oliva y un chorro de vino blanco. Con ayuda de una cuchara sopera lo removeremos.

Posteriormente, cogeremos una fuente de cristal, aluminio o cualquier material que pueda ir al horno, pues esta misma fuente donde maceraremos  las costillas será la que introduciremos al horno al día siguiente. Ponemos las costillas en la fuente (a ser posible sin partirlas) y regaremos toda la pieza con la salsa que acabamos de preparar en el mortero. Lo cubriremos con papel film y lo introduciremos en el frigorífico toda la noche para que se macere.




Al día siguiente, precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos. Y, por último, retira el film e introduce la bandeja en el horno con la carne macerada dejándola asar durante 45 minutos a 200º C. Este plato lo puedes acompañar con unas patatas fritas a “lo pobre” o laminadas que puedes añadir (una vez fritas) a la bandeja de costillas para que las patatas también absorban parte del gusto del macerado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (19 votos,promedio: 4,95 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »