¿Clínica veterinaria “amable con los gatos”?

¿Qué es una clínica veterinaria “amable con los gatos” o “cat Friends”?

Los gatos son animales particularmente sensibles y para ellos una visita a la clínica veterinaria es, como poco, inquietante. Tanto es así que, de poner los medios necesarios, un inofensivo examen de rutina puede ser una tarea casi imposible. Puede ser una experiencia estresante para el paciente y también para su propietario.




De esta situación nace el concepto de clínica “Cat Friendly” o amable con los gatos. En estas clínicas, todo el personal está ámpliamente formado en el comportamiento de los gatos y en sus necesidades específicas. Se toman medidas en el diseño de las dependencias, en la decoración y en los protocolos de manejo de los pacientes felinos. A diferencia de una clínica veterinaria convencional, todos los procesos, desde que entra  hasta que sale se orientan para  proporcionar la experiencia más relajada posible para el gato.

En las clínicas “Cat Friendly” te encontrarás profesionales que aman a los gatos y que, con toda seguridad tienen uno (o más) como mascota. De manera que les resulta más fácil conectar con las necesidades de estos pacientes tan particulares y con sus propietarios.

Busca una clínica veterinaria de tu confianza.

Citaremos a continuación algunas de las cosas que se hacen por los gato en una clínica amable con los gatos y que no se realizan en una clínica veterinaria convencional:

    • El protocolo de selección de personal que trabaja en una clínica “Cat Friendly” prioriza a los candidatos que poseen y aman a los gatos. Todos están instruidos en técnicas, manejo y comportamiento felinos.
    • Cuando se solicita cita previa, se adecuará la agenda de manera que el gato no se cruce con perros en la sala de espera. Se agrupan las visitas felinas en una misma franja horaria, libre de perros.
    • El gato tiene que acudir a la clínica, por su propia seguridad, dentro de un transportín. Puede ser difícil introducirlo, por eso tu clínica te facilitará una ficha con varios consejos que te ayudarán. Recuerda que abrir el transportín de un gato en la sala de espera puede ser peligroso.

Léete con detenimiento estos requisitos, garantizarán la salud de tu gato.

    • Cuando llegues a tu clínica amable con los gatos, te harán pasar lo antes posible a un consultorio exclusivo para gatos. Una estancia en la que no se atienden perros, tu gato no se pondrá nervioso al percibir su olor. A demás, se pulveriza feromona facial felina, que ayuda a que el animal se encuentre más relajado. Se realiza un gran esfuerzo para atender a los gatos con puntualidad, porque mientras esperan se ponen nerviosos. Si por cualquier razón hay que esperar en recepción. Una clínica amable con los gatos dispone de una zona separada del resto de clientes, con una mesa en la que  colocar el transportín en alto. Los gatos siempre se sienten mejor cuando se les ubica en una posición elevada.
    • Una vez dentro de la consulta, los veterinarios realizan su labor de la manera más “amable con los gatos” que sea posible: se habla en tono bajo y suave. No se realizan movimientos bruscos. No se hace ruido. Se permite que el gato nos huela antes de tocarlo. Se intenta que el gato salga por sí mismo del cesto (y si no lo hace, no se le saca por la fuerza, es mejor desmontar el transportín),… Todos estos cuidados permiten explorar y tratar gatos nerviosos que en otros centros se tienen que anestesiar. Pero si la situación lo requiere, es preferible sedar al gato para que no se altere.

Cualquier duda que tengas consulta con tu veterinario de confianza.

    • Si un propietario necesita cualquier información sobre los cuidados o el manejo de su gato, en una clínica amable con los gatos, se puede dirigir a cualquier miembro del personal. Siempre existe una persona en la clínica designada como “Defensor del Gato”. Su función, a parte de orientar a los propietarios sobre todo aquello que necesiten, es la de velar porque en la clínica se cumplan todas las directrices del programa de una clínica “amable con los gatos” y que en todo el centro se respire, lo que en la cultura anglosajona se denomina “Cattitude” (es decir, que se perciba el amor por los gatos en todos lo que se hace).





Así que ya sabes porqué una “Clínica Amble con los Gatos” es una diferente a las convencionales y porqué es una muy buena elección para confiar la salud, el bienestar y la tranquilidad de tu gato.

Clínica veterinaria
Susana González

 

 

 

 

Veterinaria de San José Veterinaris

Servicio de Etología Veterinaria

C/ Gran de la Sagrera 112         08027 – Barcelona

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (31 votos,promedio: 4,29 sobre 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »