Cuidados del cabello durante el verano





Recomendaciones para tu cabello durante el verano.

El cabello es una estructura filamentosa que se encuentra implantada en el cuero cabelludo a través del folículo piloso por la zona de la raíz, desde donde se alimenta gracias a la presencia de vasos sanguíneos.

Cada uno de los cabellos en su parte visible, está formado por tres partes: la médula, el córtex y la cutícula. La médula es la parte más interna. La parte central del cabello es el córtex. La cutícula es la parte exterior formada por células muertas planas queratinizadas.

Estas células están colocadas una encima de la otra de manera estratégica en dirección a la punta del cabello. Sin embargo cuando está estropeado quedan ligeramente levantadas y es cuando aparecen las famosas puntas abiertas.

Con la llegada del verano es fácil que nuestro cabello sufra más de lo normal. Pues lo exponemos a varios factores dañinos. El sol, el cloro o las coletas son solo  algunas de las cosas que no ayudan a mantener sano nuestro cabello. Por eso, hay que seguir algunos consejos para minimizar lo máximo posible estas agresiones capilares.

Lo más importante es utilizar protectores solares. Sí, igual que en el cuerpo pero en el cabello. Suelen venir en forma de spray, y gracias a su alto contenido en proteínas y aceites protegen a tu cabello de la exposición al sol. Aunque hay que tener en cuenta que no son productos milagrosos. Si que es cierto que alargarán el buen estado de tu cabello.

El cuidado del cabello durante el verano es diferente a otras épocas del año.

Otro de los problemas que sufrimos en verano son los enredos. Pasamos horas dentro del agua, luego salimos y el cabello se nos seca al aire enmarañándose entre si, para evitar esto, es recomendable hacernos trenzas. Así evitaremos estos enredos que al peinarlos solo conseguimos romperlos.




cabello durante el verano En cuanto al color. En verano es recomendable no utilizar decoloraciones ya que al exponerlo al sol es fácil que se queme. Tampoco se recomiendan tintes excesivamente drásticos, ya que es fácil que se pierda el color al lavarlo más de lo habitual. Lo ideal son colores naturales y en el caso de querer un toque de luz, hacer unos reflejos discretos.

A la hora de lavar el pelo es importante utilizar un champú nutritivo. Aplicándolo con movimientos circulares y sin frotar excesivamente, y NUNCA debemos olvidar aplicar una buena mascarilla. Normalmente se recomienda usarla una vez a la semana. En verano es recomendable utilizarla en un par de ocasiones por semana. Aplicaremos una pequeña cantidad de producto de medios a puntas extendiéndolo bien, peinaremos con un peine de púas juntas y dejaremos actuar 10 minutos. Podemos tapar con un gorro de plástico ya que el calor húmedo ayuda a que penetre mejor en el cabello.

Para tener un cabello perfecto es necesario brindarle constantemente diferentes cuidados.

Una vez seco, si tus puntas están visualmente muy estropeadas puedes usas un sérum sellador de puntas, alisará tus cutículas a la vez que las hidrata, aunque no las regenerará.

Si sigues todos estos consejos conseguirás alargar el buen estado de tu cabello a pesar de los agentes externos que lo debilitan. No por ello debes olvidar tu cita con el peluquero cada dos meses para recortar las puntas, él mejor que nadie dará a tu melena todo lo que necesita.



Si te ha gustado este artículo sobre el cuidado del cabello durante el verano, te recomendamos que leas nuestro apartado de bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »