Cómo aplicar un autobronceador para conseguir un tono perfecto





Cómo aplicar un autobronceador para conseguir un tono perfecto.

El autobronceador es un producto cosmético que ofrece un bronceado artificial a nuestra piel sin perjudicarla ni exponerla a los rayos solares. Cada vez somos más conscientes que el “abuso” de los rayos solares sobre nuestro cuerpo es totalmente perjudicial. El sol, en sí mismo, no es nocivo, siempre y cuando tomemos las medidas de protección adecuadas (véase art. “Te detallamos los beneficios del sol“).

Estos productos fueron pensados especialmente para aquellas personas con pieles sensibles que no pueden exponerse bajo los rayos de sol. Llevan ya años entre nosotros y cada vez ganan más fuerza. No hay firma cosmética que no nos presente cada temporada su innovador autobronceador, desde las marcas más caras hasta las más asequibles cuentan con este producto.

autobronceador La sustancia que consigue broncear nuestra piel es la dihidroxiacetona, una sustancia derivada de la caña de azúcar que nos aporta esa apariencia dorada. Es una sustancia natural y apenas se conocen efectos secundarios, por tanto, su aplicación es mucho más segura que la exposición solar. El tono bronceado que nos dan los autobronceadores es más saludable que los rayos solares pues no producen insolaciones,quemadas y tampoco puede acabar produciendo cáncer de piel. A diferencia de los rayos UV, esta sustancia se adhiere a las capas superficiales de la piel para aportarnos una apariencia bronceada, por ello, su efecto es pasajero. Se pueden usar durante todo el año, en  cualquier momento y son cómodos de aplicar.

Para aplicar el autobronceador la piel tiene que estar suave, limpia y exfoliada.




¿Cómo conseguir un aspecto natural y uniforme?

autobronceador Un día antes a aplicarte el autobronceador debes exfoliar bien la piel, de esta manera,  resultará más fácil lograr un bronceado uniforme. A continuación, hidrataremos la piel intensamente para dar un aspecto luminoso, no obstante, este cosmético resecará nuestra piel. Para mostrar un aspecto natural también hemos de tener en cuenta el tono de nuestra piel. Elegir bien el tono es fundamental,en el mercado existen diferentes tonalidades desde las más suaves hasta las más intensas.

Encontramos diferentes texturas, hemos de elegir aquella que nos resulte más fácil su aplicación: spray, mousse, cremas, aceite… todas ellas se adaptan a las necesidades del consumidor. No te olvides utilizar un guante para evitar que se tiñan tus manos. Hemos de esperar un tiempo prudencial antes de vestirnos no sea que la ropa también quede ” bronceada”.

¡ EL AUTOBRONCEADOR NO ES UN PROTECTOR SOLAR AUNQUE LLEVE FACTOR DE PROTECCIÓN!




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »