Colelitiasis

Colelitiasis. Las piedras en la vesícula

La colelitiasis es el término médico para los cálculos de la vesícula biliar o como se llama comúnmente, piedras en la vesícula. Los cálculos biliares se desarrollan lentamente, de forma insidiosa, y pueden permanecer asintomáticos durante décadas o producir síntomas poco llamativos como digestiones pesadas o leves molestias.

Cuando uno de estos cálculos obstruye el conducto cístico y bloquea la salida de la bilis el aumento de la tensión por la contracción de vesícula biliar produce un tipo característico de dolor conocido como cólico biliar. El cólico biliar consiste en un dolor intenso y sordo, localizado en el cuadrante superior derecho del abdomen o en el área del epigastrio, que puede irradiarse como un cinturón hacia la parte posterior y que generalmente dura entre 30 minutos y 6 horas. Puede acompañarse de náuseas y vómitos. Cuando la obstrucción del conducto cístico persiste durante más de 6 horas, puede provocar una colecistitis aguda (inflamación de la vesícula biliar) y necesitar una intervención urgente.

Cuando los cálculos migran desde la vesícula hacia el conducto biliar principal (colédoco) pueden producir complicaciones graves al obstruirlo y/o favorecer una infección biliar (colangitis aguda) con dolor, fiebre e ictericia. Esta situación supone una urgencia grave por riesgo de sepsis e incluso muerte.

Los cálculos en el colédoco también pueden obstruir el conducto pancreático y producir una pancreatitis aguda, puesto que ambos conductos suelen compartir desembocadura en el duodeno a través de la papila de Vater. La pancreatitis aguda es una situación de urgencia médica con riesgo vital ya que una vez desencadenado el proceso inflamatorio no puede ser detenido ni predecirse su final.

El tratamiento de los cálculos biliares depende de la etapa de la enfermedad. Cuando son asintomáticos pueden manejarse de forma expectante, aunque una vez aparecen los síntomas está indicada la intervención quirúrgica definitiva con extirpación de la vesícula biliar (colecistectomía) por laparoscopia antes de que aparezcan complicaciones. Es una intervención mínimamente invasiva, con escaso dolor, que suele requerir un ingreso de unas 12 a 24 horas. La colecistectomía laparoscópica se encuentra entre los procedimientos quirúrgicos abdominales más frecuentes. Las complicaciones de la colelitiasis son potencialmente muy graves y requieren un tratamiento especializado para resolver la obstrucción y la infección; por ello, y dado el escaso riesgo de la colecistectomía laparoscópica, algunos autores defienden la colecistectomía definitiva aún en casos asintomáticos.

Dr. Carlos Hoyuela
Cirujano del Instituto Quirúrgico Lacy
Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »