QUIERES SER MADRE, CONOCE LAS PRINCIPALES TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

¿Quieres ser madre? conoce las principales técnicas de reproducción asistida

El retraso generalizado de la maternidad, el ritmo de vida estresante, la contaminación ambiental, el tabaquismo o el consumo de sustancias tóxicas son solo algunos de los factores que inciden en la dificultad para concebir hijos en los países desarrollados.

Para intentar solucionar estos problemas de infertilidad muchas parejas recurren a métodos de reproducción asistida. Por reproducción asistida se entiende el conjunto de técnicas o métodos biomédicos que facilitan el embarazo cuando este no se puede conseguir de manera natural, esto significa que se sustituye el proceso natural de fecundación.

Métodos más comunes de la reproducción asistida.

Antes de llevar a cabo cualquier método se ha de realizar un estudio previo bajo la supervisión de un equipo médico para conocer tanto la situación de la pareja como las capacidades reproductivas de ambos, puesto que la elección de una técnica u otra dependerá del tipo de infertilidad.

La infertilidad puede deberse tanto a problemas femeninos como masculinos, una combinación de ambos”.

Uno de los principales métodos de reproducción asistida más comúnmente empleado es la fecundación in vitro (FIV). Esta técnica consiste en reproducir el proceso de fecundación que ocurre de manera natural en el cuerpo de la mujer, en un laboratorio especializado. Para iniciar el proceso en el laboratorio es imprescindible contar con los ovocitos y espermatozoides necesarios en un ambiente idóneo para su fecundación.

El segundo de los métodos más comunes dentro de la reproducción asistida es la inseminación artificial. Pero, ¿qué es la inseminación artificial? La inseminación artificial consiste en depositar una muestra de semen en el tracto reproductor femenino. Esta muestra de semen debe ser previamente preparada y optimizada gracias a una serie de mejoras en un laboratorio, con el objetivo de potenciar la capacidad de fertilización.

Proceso para la fecundación in vitro.

Son varios los pasos por los que tiene que pasar una pareja para lograr el éxito gracias a la *técnica de la fecundación in vitro*.

Fases de la fecundación in vitro:

  • Estimulación ovárica. En esta etapa la mujer debe ser tratada con medicamentos( hormonas llamadas gonadotropinas) durante aproximadamente 10 días. La finalidad es estimular a los ovarios para que produzcan más de un ovocito. Las probabilidades de lograr el embarazo son mayores si se fertilizan o transfieren más de un ovocito por tratamiento, pero nunca más de tres.
  • Extracción de ovocitos. El proceso de extraer del ovario los óvulos maduros tiene una duración aproximada de 30 minutos. Se le realiza una punción transvaginal a la mujer bajo control ecográfico, siempre sedada y/o con la administración de un anestésico local. Esto permite que la paciente esté consciente durante el procedimiento.
  • Inseminación de los ovocitos. Una vez extraídos los ovocitos, estos serán estudiados en el laboratorio eligiendo para el tratamiento los maduros. Simultáneamente se recoge la muestra de semen y se elige por proceso de capacitación espermática, los espermatozoides más adecuados para lograr la fecundación y dar origen al embrión.

El éxito del embarazo depende en gran medida de la edad de la mujer y del número de embriones transferidos”.

  • Cultivo de los embriones. Se incuban los ovocitos junto con los espermatozoides durante 24 horas. Tras este espacio de tiempo se evalúa para conocer el resultado y si se ha alcanzado la fecundación.
  • Preparación endometrial. En este momento, la mujer debe recibir estrógenos y progesterona para que su endometrio presente las características adecuadas para favorecer la implantación.
  • Transferencia de embriones. Una vez cultivados los embriones, estos se transfieren al interior de la cavidad uterina. Un paso sencillo que no suele llevar más de 10 minutos.

Inseminación artificial, un método de baja complejidad.

La inseminación artificial es un método más natural y sencillo que la fecundación in vitro, puesto que consta de tres sencillos pasos:

  • Estimulación ovárica para el desarrollo folicular e inducción de la ovulación.
  • Preparación del semen, como hemos comentado anteriormente.
  • Introducción del semen con una cánula para la inseminación, dejando que la fecundación se produzca de manera natural.

El semen para la inseminación puede proceder de la pareja lo que se conoce como Inseminación Artificial Homóloga, pero también puede llegar a través de un donante anónimo lo que se denomina Inseminación Artificial Heteróloga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »