Partido demócrata: elecciones presidenciales EEUU 2016

A finales de este año 2016, concretamente el 8 de noviembre, se celebrarán elecciones presidenciales en Estados Unidos. La pugna entre las principales fuerzas políticas, republicanos y demócratas, para lograr alcanzar su objetivo empieza con las
primarias que realiza cada partido con el fin de elegir a su representante. En esta ocasión os hablaremos de los dos favoritos dentro del partido demócrata: Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Hillary Clinton - partido demócrata Para entender las bases del partido demócrata tenemos que remontarnos a 1792. Ese año Thomas Jefferson (considerado padre fundador de la Nación debido a que fue el principal autor de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en 1776) junto con James Madison formaron el Partido Demócrata-Republicano que gobernó el país durante 25 años. Pero en 1824 un general fundó el Partido Demócrata, aprovechando la crisis interna que se estaba dando en el Partido Demócrata- Republicano.

Andrew Jackson llegó a alcanzar el poder en 1829 gracias a la movilización de las masas y poniendo los medios de comunicación de la época a trabajar para la causa, este popular héroe de la Guerra Anglo-Estadounidense contó desde el primer momento con el influyente Estado de Nueva York. Este partido demócrata emergente fue oficializado formalmente en 1844 y fue uno de los primeros partidos políticos en elegir a su candidato presidencial en una Convención Nacional.




Gracias a la fuerza que alcanzó este nuevo partido y a la popularidad de sus dirigente en los posteriores años, los ricos sureños (defensores de la esclavitud) se sintieron atraídos y empezaron a formar parte de la organización interna siendo cada vez más numerosos.Tal fue su influencia que los siguientes presidentes demócratas de los EEUU no sólo apoyaron la continuidad de la esclavitud sino que también la extendieron a otros estados, esto es, los demócratas sureños se hicieron con el poder interno del partido hasta que llegó Roosevelt.

Pero si hay alguien que marca un antes y un después en el Partido Republicano, ese es John F. Kennedy. Este presidente de los EEUU fue decisivo para la igualdad de las razas,otorgando los mismos derechos civiles a los afroamericanos que a los blancos (los dos presidentes anteriores Roosevelt y Truman también aportaron su grano de arena a dicha causa). Con su programa político y sus decisiones durante su mandato acercó al partido demócrata a las tesis del liberalismo en contra de las tesis conservadoras que habían imperado hasta entonces. Actualmente el país lo gobierna el demócrata Barack Obama, primer presidente de color de la historia de Estados Unidos.

En la actualidad este partido está considerado liberal progresista aunque engloba diferentes vertientes, que a grandes rasgos serían: la centro derecha conservadora( roza las ideas republicanas y está secundada principalmente por sureños), el centro moderado y los liberales clásicos. Los votantes del Partido Republicano son estudiantes universitarios, clase obrera, población homosexual, afroamericanos, hispanos (excepto cubanos) y sectores sindicales (durante el mandato de Roosevelt se llevaron a cabo unas reformas sociales que estableció una alianza entre sindicatos y el partido,que se mantiene hasta el día de hoy).

La batalla del partido demócrata está entre Hillary y Bernie

Hillary Clinton Esta mujer de 68 años política y abogada parte como la gran favorita pero después de las primarias de New Hampshire las expectativas han bajado considerablemente. Fue secretaria de Estado, senadora por el Estado de Nueva York y ex primera dama de los Estados Unidos de América.

Inició su andadura política en el bando republicano en el  Wellesley College aunque, debido a la metamorfosis que sufrió Estados Unidos durante su estancia en la universidad, acabó pasándose al bando democrático (todo esto antes de conocer al que fuera su marido Bill Clinton). Siempre ha sido una gran defensora de los derechos de la mujer en todo el mundo, defensora acérrima de la igualdad de oportunidades y el acceso a la educación.

Suya es la famosa frase «las mujeres son la fuente de talento menos aprovechada del mundo». Apoya el aborto de fácil acceso a las jóvenes, seguro y legal, eso sí, basándose en una buena educación sexual, planificación familiar  y atención médica de calidad. En políticas de educación es partidaria de vincular el salario de los profesores a los resultados de los estudiantes.

En cuanto al contexto internacional propone una política de relaciones internacionales más agresiva que la actual. Pero lo que tiene claro la Sra. Clinton es que nadie alcanzará la Casa Blanca si no consigue el apoyo de la primera minoría del país, los hispanos. Ella parte como favorita en ese influyente electorado aunque sus polémicos comentarios durante la campaña del 2008 en materia de inmigración todavía siguen presentes en la memoria de muchos latinos, por tanto, tendrá que volver a ganarse su confianza. También tendrá que limpiar su imagen vinculada a varios escándalos si quiere ser la sucesora de
Barack Obama y así conseguir ser la primera mujer presidenta de los Estados Unidos en toda su historia.




Primarias -Sanders Bernie Sanders Este político y escritor de 74 años actualmente es senador por Vermont (un estado muy pequeño). En 1981 ganó la alcaldía de Burlington como representante independiente, y, sostiene el récord como el representante independiente con más antigüedad en la historia del Congreso de los Estados Unidos.

Este político que se ha declarado socialista demócrata reconoce haberse adherido al parido demócrata para tener la oportunidad de llegar a la Casa Blanca, que como representante independiente sería imposible.

Su gran batalla es contra todo lo que representa multinacionales, grandes inversores y bancos, por ello, dentro de su programa populista propone un mayor control de Wall Street y los bancos por parte del Estado. Considera que el sistema de financiación estadounidense es corrupto porque permite a las mayores fortunas del país manipular la economía. Es partidario de la educación superior gratuita, sanidad gratuita pública universal y aumentar el salario mínimo.




En su campaña solo ha permitido recibir  dinero de donaciones individuales, pero su gran baza ha sido el uso muy inteligente de las redes sociales desde donde ha captado gran parte de sus votantes entre los jóvenes. En los próximos meses veremos si el hombre humilde derrota o no a la todopoderosa Hillary.

Al final, conseguirá el partido demócrata volverse a alzar con la victoria o, por el contrario, los votantes estadounidenses le darán la confianza al partido republicano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »