CÓMO AFECTA EL INVIERNO A LOS ÁRBOLES

¿Cómo afecta el invierno a los árboles?

Las inclemencias metereológicas afectan también a los árboles, aquí te explicamos como afecta el invierno a los árboles.

La llegada del invierno a la Península da lugar a preciosas estampas dignas de cualquier fotografía. Sin embargo, tras estos hermosos mantos blancos de hielo y nieve, los árboles y resto de vegetación sufren un estrés añadido debido a estas condiciones tan adversas para su salud. Además las intensas precipitaciones, las rachas de fuerte viento así como las tormentas eléctricas que acompañan a las borrascas como Filomena, el pasado año en Madrid, o Barra, hace tan solo unos días, pueden causar incluso la muerte de los ejemplares. Por tanto, el duro invierno afecta negativamente al arbolado urbano de las ciudades y pueblos españoles.

Las inclemencias meteorológicas del crudo invierno produce daños generalizados en el arbolado urbano.

Para que estas inclemencias metereológicas, en muchos casos extremas en la capital de España, no acaben con la vida de los ejemplares es fundamental prepararlos para el crudo invierno. Para ello, se debe contratar una empresa de poda de altura y tala de árboles en Madrid que cuente con amplia experiencia en el sector. No olvidemos que estamos interviniendo en el proceso natural del árbol.

Estrategias para la subsistencia del arbolado urbano en invierno.

La temperatura ambiental es un factor determinante para la vida de los árboles influyendo en su crecimiento y productividad a la vez que condiciona su presencia y distribución. Por ello, cuando el termómetro marca un descenso importante del mercurio los árboles desarrollan dos estrategias o mecanismos claros de supervivencia para enfrentarse al frío invernal.

  • Periodo de latencia o letargo. Al igual que algunos animales, los árboles priorizan sus procesos biológicos para mantener únicamente aquellos que le garantizan su supervivencia hasta que el termómetro marque temperaturas más elevadas. Esta acción es conocida como reposo vegetativo. Claro ejemplo de ello lo encontramos en los árboles de follaje caducifolio. Estos pierden sus hojas en los meses de otoño e invierno para concentrar todos sus esfuerzos y energía en mantener otros órganos en funcionamiento como el tronco, las ramas y raíces. Además buena parte de los nutrientes que contienen las hojas son translocados y almacenados en las partes leñosas, antes de caer de los ejemplares.

El árbol de hoja caduca limita al máximo su actividad durante los meses más frios.

  • Estrategia de tolerancia. Por esto se entiende aquel mecanismo que se basa en compensar o minimizar el impacto negativo que otros organismos o situaciones causan al bienestar del árbol. En este caso, el árbol dispone de mecanismos endógenos para aislarse del frío como la corteza, las cutículas, su estructura de conductos compartimentados o sustancias que actúan como anticoagulante.

¿Por qué podar en invierno?

Como hemos comentado anteriormente la nieve, heladas, tormentas, vientos polares, etc… afectan negativamente en el arbolado, pudiendo llevarlos a la muerte por congelación debido al frío extremo. Por ello, es importante una buena gestión del arbolado urbano (ET) basada en criterios profesionales lo que supone ahorrar muchas pérdidas y destrozos en el arbolado urbano.

La poda que da inicio en otoño tiene una importancia crucial, sobretodo para las especies caducifolias. Es el momento perfecto para reducir la estructura leñosa de los árboles al producirse un descenso en su metabolismo.

Sus principales objetivos son: extraer las ramas quebradizas o enfermas para evitar el peligro que su fractura, debido a rachas de viento o fuertes precipitaciones,  puede acarrear y reducir el volumen de las copas evitando acumulación de nieve y desgaste innecesario de energía.

Esta poda jamás debe hacerse de manera drástica e indiscriminada, ya que, en tal caso esta labor causaría un efecto dañino. El árbol buscaría brotar a expensas de sus reservas lo que provocaría su agotamiento sumergiéndolo en un estado de debilitamiento y vulnerabilidad.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »